Laboral

Inmigración y Seguridad Social serán agencias con estatus jurídico nuevo

El PSOE tiene planeado crear, al menos, tres agencias similares a la actual Agencia Tributaria, que se ocuparán de la gestión de la Seguridad Social, la inmigración y la igualdad de oportunidades en el mercado laboral entre hombres y mujeres.

Aún no se conoce quién será el próximo responsable del Ministerio de Trabajo, aunque ya hayan sonado algunos nombres, como el de Antonio Gutiérrez -que ha perdido fuerza en las quinielas por la oposición de empresarios y sindicatos-; el actual responsable de empleo socialista, Ramón Jáuregui, o Jordi Sevilla. En cualquier caso, sea quien sea el futuro ministro de Trabajo, tendrá entre sus tareas la creación de, por lo menos, tres agencias para realizar la gestión de la Seguridad Social (ingresos por cotizaciones y pago de pensiones), la inmigración y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, fundamentalmente en el mercado laboral.

Aún se desconoce, sin embargo, si la gestión del empleo (intermediación pública, ingresos de cotizaciones por desempleo y pago de prestaciones) se incluirá en la agencia de la Seguridad Social o en la de igualdad de oportunidades, que podría ocuparse también del fomento de la estabilidad laboral y la lucha contra el abuso de los contratos temporales.

El principal reto del PSOE será sacar adelante la Agencia de la Seguridad Social, un viejo proyecto del PP que llegó a estar plasmado y articulado en un anteproyecto de ley pactado con los agentes sociales.

Los artífices de éste proyecto fueron los gestores del PP Juan Carlos Aparicio, primero, y Gerardo Camps, después. Pero cuando llegó al ministerio Eduardo Zaplana se encontró con varios obstáculos. Se logró salvar las pegas que puso los Ministerios de Administraciones Públicas y de Hacienda, que no quería ver cómo le habría hecho sombra una agencia con mayor presupuesto y personal que la Tributaria.

Lo que hizo desistir a Zaplana fue el conflicto con el País Vasco, que no quería ni oír hablar de una agencia centralizada que reforzaría la caja única de la Seguridad Social. Ante la posibilidad de que se creara dicha polémica con el País Vasco, Zaplana renunció abiertamente al proyecto y prefirió centrarse en sacar otras iniciativas 'con menos riesgo electoral', según fuentes que estuvieron en la negociación.

El PSOE, podría enfrentarse ahora al mismo obstáculo con los nacionalistas, máxime cuando lo más probable es que tenga que gobernar, al menos puntualmente, con alguno de ellos.

La Agencia Española de Migraciones aglutinará las competencias que actualmente tienen los Ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Interior, Sanidad y Exteriores. Se encargará de todas las responsabilidades en el diseño y aplicación de las políticas de admisión e integración de inmigrantes. Se crearán oficinas únicas de extranjeros en cada provincia, dependientes de la agencia, que se ocuparán de todas las autorizaciones para trabajar y residir en España, entre otras cosas.