ERE

Renault VI cerrará la planta de Villaverde y prescindirá del 75% de la plantilla

Renault Vehículos Industriales España presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará al 74,7% de su plantilla hasta finales de 2006, fecha en la que cerrará su actual planta de Villaverde (Madrid) y abrirá otra nueva en la región, especializada en la fabricación de cigüeñales. Tras expresar su "rotundo" rechazo, la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras ha acusado a la empresa de querer aprovechar "los beneficios de la especulación inmobiliaria".

Sin embargo, para la empresa se trata de dar respuesta a la tendencia de concentración y de mejora de la eficiencia del sector de los vehículos industriales. Así lo han anunciado el presidente ejecutivo industrial de la matriz Renault Trucks, Jean-Jacques Ruer, el presidente de Renault VI España, Manuel Guash, y su consejero delegado, Juan Antonio Casado, quienes han explicado que se debe a un nuevo plan de reestructuración industrial que afectará a todo el grupo, para mejorar su competitividad de cara al futuro.

La intención de la sociedad es centralizar el montaje de los camiones pesados y de la gama intermedia en Lyon y Normandía (Francia), respectivamente, y abrir una nueva planta en la Comunidad de Madrid que fabricará cigüeñales (pieza básica del motor) para todo el grupo. Aunque todavía no se ha decidido la ubicación de la nueva factoría, los responsables de la compañía han asegurado que su intención es construirla cerca de Villaverde para aprovechar "la profesionalidad y capacidad de sus trabajadores".

La nueva planta sólo empleará a 150 de los 593 trabajadores que trabajan en el centro de Villaverde, que ahora se dedica al mecanizado de piezas y al montaje de camiones de obras por lo que casi el 75% de la plantilla se tendrá que acoger, en un periodo de tres años, a un ERE que incluirá prejubilaciones, bajas incentivadas y recolocaciones dentro y fuera del grupo.

La nueva factoría de Madrid, en la que Renault Trucks invertirá 35 millones de euros, tendrá una capacidad de producción de 100.000 cigüeñales al año, y contará con la "última tecnología" necesaria para fabricar una "pieza tan importante", según ha puntualizado Juan Antonio Casado. Así, ha subrayado que se trata de un "plan de futuro", y no de una operación financiera o de tipo inmobiliario, que según el consejero delegado de Renault Trucks España "es lo que demanda la sociedad" ante el fenómeno de la deslocalización empresarial.