Suspensión de pagos

El Pentágono suspende el pago del 15% de las facturas a Halliburton

El Pentágono anunció ayer que paralizará el pago del 15% de las facturas que le debe a la empresa tejana Halliburton hasta que los auditores determinen el precio que debería aplicar a los servicios prestados por la empresa energética en Irak. Un portavoz del Gobierno estadounidense indicó que el 15% del total del importe supondrá unos 300 millones de dólares (240 millones de euros).

El Pentágono anunció hace un mes una investigación sobre la compañía, que en su día estuvo dirigida por el actual vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, por irregularidades 'sistemáticas' en sus estimaciones de costes por los servicios prestados al Gobierno en Irak. Los auditores dijeron que la firma podía haber inflado las facturas en 'miles de millones'.

Los investigadores tratan de determinar si la firma infló las facturas cobradas al Ejecutivo por suministrar combustible a Irak a través de un subcontratista kuwaití y por los servicios de catering. La filial de Halliburton, Kellogg Brown and Root, es el mayor contratista militar de Estados Unidos en el país árabe, con contratos que superan los 18.000 millones de dólares.

Halliburton ha negado cualquier irregularidad y dice ser víctima del clima político existente de cara a las elecciones del 2 de noviembre por sus lazos con Cheney.