Alimentación

Nestlé España incrementa un 2,9% sus ventas, impulsada por nuevos productos

Nestlé España alcanzó en 2003 un volumen de ventas por valor de 1.732 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,9% respecto al ejercicio anterior.

Los ingresos de la compañía en el mercado interior, que representan el 83% de la totalidad del negocio, ascendieron a 1.433 millones.

Las ventas nacionales también experimentaron un crecimiento del 2,9% según explicó la empresa en un comunicado. Por su parte, las ventas de la filial de la española de Nestlé registradas en otros mercados y que representan un 17% del total aumentaron un 3,1%. El café soluble, los yogures, helados y alimentos infantiles fueron las principales líneas de productos que exportó la compañía. El principal destino de las exportaciones fueron Francia y Portugal, que recibieron el 50% de las ventas en el extranjero de Nestlé España, mientras que Grecia, Reino Unido y Alemania concentraron el 15%.

Nestlé España indicó que los helados, cafés y cacaos solubles fueron las líneas de producto que más crecieron. El grupo atribuye su crecimiento al 'esfuerzo realizado por la compañía en materia de innovación durante los últimos años'. Los beneficios operativos antes de amortizaciones crecieron un 6,2% respecto al 2002 y se situaron en 168 millones de euros. Según la empresa ha sido determinante para alcanzar este resultado 'la rigurosa aplicación de programas internos de eficiencia en todos los ámbitos de la empresa'.

El grupo puso especial atención en mejorar la productividad de sus fábricas y a mejorar las operaciones que configuran su cadena de suministro. Asimismo, la compañía especificó que el 10,2% de su negocio provino de la comercialización de novedades. En 1997, la filial española inició el programa Nestlé Innova con el que pretendían doblar el peso de los nuevos productos dentro de la cifra de negocio de la empresa. En ese momento suponían al 5% de los ingresos. Durante el pasado ejercicio, Nestlé lanzó cerca de 100 nuevos productos en los segmentos de ultracongelados, nutrición infantil, chocolates y yogures.

Las inversiones en 2003 alcanzaran un total de 46,5 millones de euros, que fueron destinadas principalmente a mejorar la productividad en sus factorías.