Nuevo escenario político

Manuel Marín será el nuevo presidente del Congreso de Diputados

El actual secretario de Política internacional del PSOE, Manuel Marín, relevará a Luisa Fernanda Rudi en la Presidencia del Congreso de los Diputados, según anunció ayer el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. Es el primer nombramiento de carácter institucional que anticipa Zapatero desde su triunfo electoral del domingo.

Marín (Ciudad Real, 1949) fue vicepresidente de la Comisión Europea, responsable de la política de cooperación para el desarrollo, de las relaciones económicas exteriores con el Mediterráneo, América Latina y Asia entre los años 1993 y 1999. Con anterioridad había ocupado la secretaría de Estado de Relaciones con las Comunidades Europeas, con Felipe González al frente del Gobierno. De hecho, estuvo al frente del equipo encargado de las negociaciones para la adhesión de España a la CE.

Por otra parte, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de la Presidencia, Javier Arenas, y el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos, serán, por parte del Gobierno, los encargados de iniciar formalmente los contactos para el próximo traspaso de poderes con el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Jesús Caldera.

José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo ayer de forma contundente que la reforma del modelo de televisión pública 'va a pasar' y aseguró que es una promesa electoral que no le 'costará nada cumplir'. 'Va a ser tan fácil', pronosticó. Asimismo, el próximo presidente del Gobierno aseguró que su Gabinete se distinguirá de todos cuantos ha habido hasta ahora desde el inicio de la transición por su cercanía a las inquietudes de los ciudadanos y su 'humildad'.

Zapatero dice que cuenta con José Bono

'En Castilla-La Mancha estamos preparados para todo', afirmó ayer el vicepresidente regional, José María Barreda, en referencia a la posible incorporación de José Bono al Gobierno central, decisión que, recordó, depende tanto de José Luis Rodríguez Zapatero como del presidente autonómico.

Durante la campaña electoral, Zapatero afirmó que José Bono sería su ministro de Seguridad. Ayer volvió a reiterar su decisión de integrar al presidente castellano-manchego en su Gabinete tras anunciar que ya tiene el grueso de su composición 'en la cabeza'.