Textil

Fisipe asegura la producción una semana y recibe otra oferta de compra

La Generalitat de Cataluña ha obligado a Fisipe a mantener los mínimos niveles de producción de la factoría de El Prat de Llobregat (Barcelona) por temas de seguridad. La inspección de trabajo de la administración catalana ha dictaminado que la empresa textil debe transportar a la factoría 160 toneladas de acrinonitrilo (una de las materias primas para fabricar fibras acrílicas) que tenía almacenadas en el Puerto de Barcelona.

Fisipe presentó suspensión de pagos esta semana argumentando precisamente que no tenía materia prima para mantener la producción de fibra acrílica. La planta ha mantenido abiertas dos líneas de fabricación de las ocho que tiene instaladas, para acabar las existencias de los tanques materia prima, sin que el producto final saliera de la factoría. Por el momento, la compañía ha acumulado en los almacenes unas 150 toneladas de fibras. Las exigencias de la administración catalana permitirán alargar una semana la producción de la fábrica.

Paralelamente, Fisipe ha recibido otra oferta de compra de un grupo de antiguos directivos de la fábrica. El ex director de planta con Courtaulds y Acordis, Fernando Senar, se reunió hace dos días con el comité de empresa para presentar un plan de viabilidad para el centro.

Este proyecto está avalado por el ex presidente de la factoría, Jaume Valls, que también fue máximo responsable de la patronal textil a principios de los años 90. Fuentes solventes señalaron que esta oferta no ofrece ninguna inyección de dinero, al igual que la presentada en su día por el presidente de La Seda, Rafael Español.