Masacre en Madrid

'Las familias de inmigrantes están siendo las más fuertes'

Las familias de inmigrantes que han quedado rotas por el atentado del jueves 'están siendo las más fuertes de todas, son mucho más fuertes de lo que parecen porque vienen de realidades mucho más difíciles,'.

Esta era la opinión de Abuy Nfubea, portavoz de la Coordinadora de Inmigrantes, que acudió ayer a Ifema a identificar a 15 de los fallecidos, que sus familias no habían reclamado personalmente por miedo a represalias, ya que estaban en España en situación irregular. 'La clandestinidad en la que viven aquí les curte para enfrentarse a la vida', añade Nfubea.

De los 141 cadáveres identificados, 24 eran inmigrantes procedentes de 11 nacionalidades. El Gobierno quiso ayer aminorar en lo posible el sufrimiento de los inmigrantes golpeados por la tragedia con el anuncio de que el Ministerio del Interior dará de forma urgente la nacionalidad española a las víctimas inmigrantes, a los que regularizan su situación.

Muchas de estas víctimas se encontraban entre los 286 heridos que aún ayer estaban hospitalizados. De todos ellos, 18 se encuentran en estado crítico, por lo que se teme que en las próximas horas aumente la lista de fallecidos. Ayer murieron 10 de estos heridos hospitalizados, entre ellos, una niña de siete meses.

Las autoridades explicaron ayer que mientras sigan falleciendo víctimas en los hospitales, éstos seguirán siendo trasladados a Ifema. Además, 42 de cadáveres de difícil identificación serán trasladados al Instituto Anatómico Forense, con mejores medios para su reconocimiento.

Ayudas públicas y privadas para los afectados

Diferentes entidades públicas y privadas anunciaron ayer la creación de fondos de ayuda a los afectados por los atentados. El Consejo de Ministros aprobó destinar 140 millones de euros a indemnizaciones y ayudas. Esta cantidad se empleará para hacer frente a indemnizaciones, ayuda psicológica y otros conceptos. Las 46 cajas de ahorros y la CECA han abierto una cuenta para depositar fondos voluntariamente a la que han aportado 10 millones.

La Caixa ha abierto una cuenta corriente a nombre de Damnificados 11-M Madrid. El BBVA ha creado un fondo de medio millón de euros para ayudas al estudio de hijos de las víctimas de los atentados y ha abierto una cuenta para aportaciones. Cruz Roja advirtió que no ha abierto ninguna cuenta ante las noticias recibidas de que se había difundido una cuenta para las víctimas a nombre del organismo.