Bolsa de Madrid

Las perspectivas de beneficio del Ibex, entre las mejores de Europa

El atractivo de la Bolsa española sigue siendo superior al de la mayoría de las plazas europeas a pesar del recorrido que acumula desde comienzos de año. Su potencial no reside tanto en su valoración actual como en las perspectivas de crecimiento de beneficio, impulsado por la exposición a América Latina.

El Ibex 35 acumula una ganancia en el año del 7,1%, cifra que se sitúa por encima de la ganancia media de las Bolsas europeas. Los analistas reconocen a estas alturas que en términos de valoración la Bolsa española ha estrechado su diferencial con respecto al resto de Europa. Sin embargo, consideran que se trata de una de las plazas más atractivas del continente porque las perspectivas de crecimiento de beneficio de las compañías del Ibex son superiores.

Según los datos de Thomson Financial, la expectativa de crecimiento de beneficio de las compañías del Ibex para los próximos tres años es del 11,8% de media anual, frente al 7,33% del Stoxx 50, el 7,66% del FTSE londinense o el 10,70% de Cac de París. De entre las grandes plazas europeas tan sólo es superior la del Dax de Fráncfort, cuyas perspectivas para 2004 son muy elevadas, del 46%, porque las compañías del índice, en su conjunto, registraron pérdidas en 2003.

'Tras las fabulosas inversiones de las principales empresas españolas en Latinoamérica en los últimos años, la evolución económica de esta región es trascendental para los beneficios del Ibex', sostienen en Sabadell Banca Privada. 'Sin duda ésta es hoy por hoy una de las principales bazas del Ibex', añaden los analistas, cuyas perspectivas para la región a medio y largo plazo son muy optimistas.

El consenso del mercado espera un aumento medio anual del resultado del 11,8% hasta 2006

Los beneficios de las compañías del Ibex crecieron un 342% en 2003 debido principalmente a los extraordinarios negativos que pesaron en las cuentas en 2002. 'Para 2004 y 2005 estamos esperando un aumento de beneficios del 10% y del 13%, respectivamente', sostienen los analistas de Caja Madrid. El consenso del mercado, ligeramente superior, espera un crecimiento del 15% y del 12% para cada año.

Un potencial del 5% para el índice

Después de una subida del 23% desde los mínimos de septiembre de 2003, son muchos los analistas que han moderado sus perspectivas de revalorización para el índice de cara a los próximos meses. No obstante, el objetivo de las casas de análisis arroja todavía un potencial alcista superior al 5%, entre niveles de 8.600 y 8.800 puntos.

Urquijo Bolsa, en su informe del mes de marzo, ha revisado al alza su precio objetivo para el Ibex 35 hasta los 8.760 puntos, es decir, una subida de casi el 6% con respecto al cierre de ayer. Este nuevo objetivo obedece a la revisión al alza de las perspectivas para cinco de las grandes compañías del índice, incluidas Telefónica y el Santander. Caja Madrid Bolsa, por su parte, le da un objetivo de 8.684 puntos, un 5% más.

Aunque muchos analistas están apostando por la inversión en Bolsa frente a otros activos, reconocen que estarían más a gusto si se produjera una corrección que permitiera tomar posiciones a niveles más atractivos, como los 8.000 puntos.

A tener en cuenta. El riesgo de los mercados emergentes

América Latina

Las perspectivas de la región latinoamericana son muy

positivas, según las casas de análisis. La zona se está beneficiando de un entorno de recuperación global amparado por unos tipos de interés muy reducidos. Pero América Latina no deja de ser una región emergente con un riesgo implícito derivado de la inestabilidad política ocasional que puede generar incertidumbre entre los inversores en la zona.

Tipos de interés

La economía española se ha beneficiado en los últimos años de un entorno global de tipos de interés muy reducidos que también está animando la actividad en América Latina. El riesgo de un repunte del precio del dinero en Estados Unidos y posteriormente en Europa podría generar tensiones en las regiones emergentes y afectar al desarrollo del negocio de las compañías españolas en la zona.

Flujo de fondos

Uno de los factores que apoyan el comportamiento alcista de la Bolsa a medio plazo es el cambio de actitud de los pequeños inversores. El dinero de las familias está fluyendo de nuevo al mercado, principalmente a través de fondos de inversión de renta variable y garantizados que destinan parte de sus activos a la Bolsa. En lo que va de año se han suscrito 777 millones de euros en fondos de Bolsa española.

Dividendos

Una de las diferencias del presente ciclo alcista frente a otros del pasado es la apetencia de los inversores por las elevadas rentabilidades por dividendo. La Bolsa española ofrece una de las mayores rentabilidades por dividendo, superior al 3%. Compañías de la talla de Telefónica o el sector eléctrico generan fuertes flujos de caja que se están destinando a retribuir a los accionistas.

Fusiones y OPV

La recuperación que está viviendo el mercado ha invitado a nuevas operaciones de fusión y adquisición, que en España se están produciendo sobre todo entre compañías de pequeña y mediana capitalización pertenecientes al mismo sector. Lo que aún no ha despertado es el mercado de salidas a Bolsa, que suele atraer al pequeño inversor al mercado. De momento han anunciado OPV Fadesa y Auna.