Operación

Ford retira más de 1,3 millones de automóviles en EEUU por fallos de fábrica

Ford ha retirado más de 1,3 millones de automóviles Taurus y Sable en dos acciones separadas en Estados Unidos, para reparar un fallo menor en los frenos y reemplazar un filtro de aire que podría incendiarse, según ha explicado el segundo fabricante automovilístico estadounidense. Una de las operaciones incluyó casi un millón de automóviles.

El mal funcionamiento electrónico de un interruptor podría causar que las luces de parada se vuelvan inoperables o permanezcan encendidas todo el tiempo, según Ford. Por su parte, la administración nacional de seguridad en las carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha añadido que ha recibido 61 quejas del fallo en las luces de parada, incluidos dos casos que desembocaron en accidente y uno que tuvo como resultado dos heridos. Más de la mitad de estas quejas fueron dirigidas como parte de una retirada de 157.000 vehículos en marzo de 2001.

La segunda retirada involucró a 399.926 automóviles Taurus y Sable modelo 2003 para reemplazar los filtros de aire que podrían causar el incendio. Ford ha asegurado que notificará a los propietarios para que lleven sus automóviles a una distribuidora de vehículos, que reparará los problemas sin costo alguno.

La semana pasada, la NHTSA inició una investigación de los modelos de 1999 a 2002 del Ford Windstar tras recibir 56 quejas de que la puerta automática corrediza pudiera abrirse cuando el vehículo está en marcha.