Resultados

AXA España vuelve a beneficios en 2003 con 91,57 millones

La filial española de AXA Seguros abandonó en 2003 los números rojos de los dos ejercicios anteriores al obtener unos beneficios de 91,57 millones de euros, gracias a la recuperación de los mercados bursátiles, a la menor siniestralidad y a la disminución significativa de los gastos de la compañía. Los resultados se apoyaron en la buena evolución de AXA Aurora Ibérica, que multiplicó 21 veces su beneficio individual, al pasar de 4,6 millones de euros en 2002 a 98,9 millones el año pasado, según el consejero delegado de AXA en España, Javier de Agustín.

El máximo responsable de la firma en España ha aludido, en rueda de prensa, al efecto positivo que ha tenido la recuperación de la renta variable el pasado ejercicio, que ha permitido a la aseguradora recuperar 24 millones de euros de provisiones, frente a los más de 60 que dedicó a esta contingencia en 2002 como consecuencia de la caída de las bolsas. Asimismo, ha destacado la evolución de Direct Seguros, que Axa posee en su totalidad tras comprar al BBVA su participación del 50% en esta compañía dedicada a tramitar seguros de coches por vía telefónica y a través de Internet.

Las buenas cifras de AXA España en 2003 contrastan con los resultados de los ejercicios anteriores, ya que la compañía tuvo unas pérdidas de 13,39 millones de euros hace dos años, mientras que en 2001 fueron de 12,79 millones. En cuanto a las cifras de negocio, la aseguradora facturó en España 1.827 millones de euros en 2003, un 12% menos que el año anterior, debido al lastre de las operaciones de exteriorización de los compromisos de planes de pensiones, según Agustín.

La compañía, especializada en el negocio de no vida, obtuvo en este segmento una cifra de negocio de 1.289 millones de euros, un 10% más que en 2002, de los que dos tercios correspondieron al ramo de automóviles. De hecho, el mayor crecimiento correspondió al negocio de Direct Seguros, que facturó un 25% más, hasta 136 millones de euros, mientras que el negocio no relacionado con autos aumentó cerca de un 13%, hasta 458 millones.