Resultados

Interpublic pierde 81,6 millones por los costes de reestructuración

El grupo estadounidense Interpublic, que incluye agencias como McCann- Erickson, perdió 81,6 millones de euros (102,5 millones de dólares) el pasado año, frente a los 16,24 millones de euros de pérdidas (20,3 millones de dólares), de 2002. En estos resultados, el grupo publicitario incluye los costes de la reestructuración que ha llevado a cabo, y otras cargas, que suman un total de 110 millones de dólares. A esto hay que añadir, además, los impuestos que se elevaron a 218 millones de dólares.

Pese al resultado decepcionante, los ingresos demuestran un crecimiento del 5,7% hasta 1.630 millones de dólares. La compañía prevé que 'el comportamiento de la publicidad, muy débil durante el pasado año, cambie de signo y aporte mejores resultados en este ejercicio'. Además, los analistas pronostican un mayor gasto en publicidad por el despegue de la economía, las elecciones en Estados Unidos y la celebración de los Juegos Olímpicos.

Los ingresos procedentes de su crecimiento orgánico, que excluye las adquisiciones protagonizadas por la compañía, cayeron un 1,1%.

El plan de reestructuración, que se realizó para recuperar sus negocios menos rentables, y que incluyó la compra de varias compañías, continuará afectando a sus resultados en la primera mitad de este año, aunque su coste no superará los 250 millones de dólares.

El presidente ejecutivo del grupo publicitario, David Bell, dijo ayer que 'la compañía va a tomar medidas para hacer competitiva la empresa'. Interpublic va a preparar un programa de reducción de costes que irá desde su equipo directivo, hasta la desinversión de sus negocios no estratégicos.