Deuda

Argentina elude la suspensión de pagos con el Fondo Monetario

El Gobierno argentino evitó a última hora de ayer la suspensión de pagos al llegar a un acuerdo in extremis con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para abonar una deuda de 3.100 millones de dólares que vencía ayer mismo. A cambio, Argentina consiguió que el organismo considere la revisión de los objetivos acordados en septiembre sobre reestructuración de su deuda, para permitir al país obtener nuevos recursos financieros y diferir pagos por 21.610 millones de dólares.

Los detalles de la negociación final entre el presidente argentino, Néstor Kirchner, y Anne Krueger, jefe interina del FMI, serán dados a conocer hoy.

Argentina pretende reestructurar el pago de los 88.000 millones de dólares que debe a sus acreedores internacionales desde 2001. Para ello, planteó la opción de desembolsar la cuarta parte de esta deuda si está de acuerdo entre el 50% y el 66% de ellos. El FMI y los países del G-7 insistían, en un principio, en elevar este porcentaje al 80%.

Bancos negociadores

Por otro lado, el FMI confía en que la intermediación de Barclays Capital, UBS Investment Bank y Merrill Lynch pueda servir para que Argentina renueve el pago de la deuda con sus acreedores. Sin embargo, el Gobierno argentino había exigido desde un principio que estos bancos pudieran ser sustituidos por otros si no satisfacen sus expectativas.

Sobre estos dos asuntos, una fuente del gobierno argentino aseguró que el FMI ha aceptado tanto el porcentaje de acreedores propuesto por Kirchner como la potestad sobre la sustitución de los bancos. En el FMI no se ha confirmado esta versión.

Kirchner habría conseguido ayer que Krueger sugiriera al consejo del FMI la aprobación de la revisión del plan argentino, paso previo para desembolsar en el país 13.300 millones de dólares en tres años. El Consejo se reunirá el 22 de marzo.

La Bolsa bonaerense sube el 5,8%

El índice de empresas líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires mostró ayer un alza del 5,84%, alentado por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno argentino y los dirigentes del Fondo Monetario Internacional.

El Merval llegó a situarse en 1.211,52 puntos, poco después de conocerse las buenas noticias.

'El salto del Merval responde a que existía mucha gente esperando comprar una vez que se confirmara la noticia', dijo Ricardo Maied, analista de la compañía Federal Bursátil.

'Eso tiene su lógica, ya que el que compra hoy se le abre un camino más tranquilo para el resto del año, si bien pueden aparecer altibajos por tomas de utilidades', agregó Maied.