Kioto

Las azulejeras piden al Gobierno que las eléctricas asuman el coste de Kioto

La patronal azulejera Ascer ha pedido al Gobierno español que tenga en cuenta el esfuerzo que ha hecho la industria cerámica en reducir emisiones contaminantes, un 60% desde 1985, y que sea el sector eléctrico, que representa el 60% de las emisiones, el que asuma el mayor esfuerzo para reducirlas. El Gobierno debe presentar este mes en Bruselas un plan para repartir el recorte de emisiones que deben realizar las industrias españolas.

El presidente de Ascer, Fernando Diago, recordó que la industria azulejera representa sólo el 1,9% de las emisiones y advirtió que si el Gobierno no modifica las condiciones de Kioto en el plan de asignaciones, 150 empresas cerámicas se verán afectadas. De ellas 60 tendrán que cerrar, y se perderán más de 5.000 empleos, de los 26.000 del sector.

Diago hizo estas declaraciones tras presentar en la feria Cevisama los resultados del sector en 2003, que no fueron buenos. La producción descendió un 5% y las ventas, un 2,3%, hasta 3.503 millones. Las exportaciones cayeron un 6%, hasta 1.936 millones y las ventas en España aumentaron un 2%.