Polémica

Coca-Cola vende agua de grifo en Reino Unido

Coca-Cola reconoció ayer que su marca Dasani vende agua del grifo en Reino Unido. La empresa alega que se trata de 'agua pura' y que está tratada con tres filtros distintos, pero la revelación ha provocado un revuelo en la prensa británica. Algunas fuentes atribuyen el escándalo a una guerra comercial.

Cómo Coca-Cola vende agua del grifo a 95 peniques por botella' o 'Agua del grifo... un asunto real' (un juego de palabras con los anuncios del grupo) son algunas de las frases que se han publicado en periódicos como el Daily Mail o el Times en los últimos días. La compañía de bebidas había revelado que la materia prima del agua embotellada Dasani en Reino Unido procedía del suministro a sus propias fábricas en Sidcup, en el sureste de Londres.

El grupo se justifica alegando que un elevado proceso de filtración da como resultado un 'agua pura' que vende a 95 peniques por botella (1,4 euros). Thames Water, proveedora de agua donde está ubicada la planta londinense, cobra 0,08 céntimos de euros por la misma cantidad.

Algunas fuentes atribuyen el escándalo en la prensa a una guerra comercial por un segmento que cada vez gana mayor proporción en los resultados de las principales empresas de bebidas. En Estados Unidos, Dasani es la segunda marca de agua embotellada por ventas, por detrás de Pepsi, que comercializa Aquafina que, según su página web, es, igual que Dasani, 'agua purificada'.

La norma española califica de 'mineral' o 'potable preparada' el agua envasada

En España, el grupo Coca-Cola distribuye desde junio de 2002 su marca Bonaqua, 'agua mineral natural' obtenida de manantiales de Santolín (Burgos), Fuencisla (Valencia) y Fuenmayor (Teruel), a los que se sumará otro manantial en Lugo. Según fuentes de la empresa, el agua comercializada en España 'cumple todos los requisitos del Ministerio de Sanidad'.

Por su parte, el grupo Pepsico comercializa en el mercado español, igualmente desde el verano de 2002, 'agua potable preparada' procedente de un manantial del parque natural de Gorbea, agua que recibe un tratamiento que 'garantiza su pureza', según indicaron fuentes de la compañía estadounidense en España.

La legislación española considera varias denominaciones para el agua embotellada para comercializar: agua mineral natural, agua de manantial y agua potable preparada.

La diferencia estriba en que, mientras el agua mineral no recibe proceso adicional, el agua potable preparada se somete a un tratamiento y puede provenir de distintas fuentes.

Grupos de consumidores piden más transparencia

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) ha reclamado a la Administración que impida la publicidad engañosa de agua envasada, que considera 'competencia desleal' con el agua del grifo, según Europa Press. 'En España el Ministerio de Sanidad y Consumo y las comunidades autónomas están obviando que cada vez más marcas estén utilizando en sus anuncios mensajes que presentan las aguas envasadas como auténticos tónicos milagrosos para gozar de buena salud e incluso adelgazar', considera y asegura que el agua del grifo es 'de calidad' y pasa por más controles públicos que las envasadas.

Según fuentes del sector, el consumo de agua envasada fue de 113 litros por habitante en 2001, frente a los 104 litros de 2000 y los 90 de 1999. Fontvella y las marcas blancas gozan de la mayor cuota de mercado, con un 14,5% y un 13%. Por detrás se sitúan Lanjarón (6,2%), Fuente Primavera (4,8%), Bezoya (4,6%), Viladrau (4,3%), Solán de Cabras (3 %), Bonaqua (1,8%) y Aquafina (0,8%).