Resultados

NH ganó un 40% menos en 2003 pero consigue reducir su deuda un 28%

El Grupo NH Hoteles obtuvo el pasado año un beneficio neto de 50,8 millones de euros, lo que supone una caída del 40,6% respecto a los resultados del ejercicio anterior, informó hoy la compañía presidida por Gabriele Burgio. El EBITDA consolidado registró una caída del 30,5%, hasta 155,3 millones, lo que supone una ligera mejora respecto a la caída del 36,2% que registraba en los nueve primeros meses del año conseguida gracias a la rebaja del precio medio por habitación.

En su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo anunció que su deuda se redujo un 28%, pasando de 667 a 478 millones de euros, gracias a los ingresos extraordinarios, con los que también amortizó anticipadamente 39,4 millones del fondo de comercio generado en la compra de la cadena hotelera alemana Astron.

Durante el pasado año, la compañía inició un plan de desinversión en activos no estratégicos, que se tradujo, entre otros, en la venta del Hotel Princesa Sofía de Barcelona al grupo catalán Expo Hoteles & Resort por 135,5 millones de euros, lo que le generó una plusvalía de casi 59 millones de euros. Además, cerró otras operaciones como la adquisición del 17,3% de la inmobiliaria Sotogrande por parte de Caja Madrid, con plusvalías por valor de 19,9 millones.

La cadena centró también sus esfuerzos el pasado año en el ahorro de costes, de forma que, aunque el número medio de habitaciones aumentó un 14,3% respecto a 2002, el número medio de empleados se elevó un 6,9%, con lo que el gasto por habitación se redujo un 6,1%.

Entorno "desfavorable"

Los ingresos se situaron en 927 millones, un 0,3% menos, de los que el 93,9% correspondieron a la actividad hotelera, que acumuló 870,4 millones, un 0,4% más. El EBITDA de la actividad hotelera se vio en todo caso reducido en un 34,8%, hasta 123,7 millones de euros, debido a la consolidación de la cadena alemana Astron y la apertura de nuevos hoteles. Las ventas hoteleras en Europa bajaron un 7%, hasta 680,8 millones, algo que la compañía achaca al "entorno económico desfavorable y a una competencia más activa", con una caída del EBITDA del 22%, gracias a que los gastos cayeron un 2,7%. La ocupación media cayó en 2 puntos y los precios medios fueron un 4,2% inferiores a los de 2002.