Ránking

El SCH se consolida como la primera empresa española por beneficios

El Grupo Santander ha logrado por tercer año consecutivo mantenerse como la primera empresa española por beneficios, al terminar en 2003 con un resultado neto atribuido de 2.610 millones de euros, casi 400 millones de euros más que su inmediato seguidor, que en esta ocasión también fue un banco, el BBVA.

La entidad que preside Emilio Botín ha logrado mantener el primer puesto al que se aupó en el año 2001, cuando obtuvo 2.486 millones de euros y desbancó a Telefónica del tradicional liderazgo en beneficios de las empresas españolas.

Pese a las dificultades que han sufrido todas las compañías en los últimos años, el Santander ha conseguido desde el año 2000 mantener sus resultados netos claramente por encima de los 2.000 millones de euros. Además ha sido la única entidad -entre las cuatro más grandes del mercado español- que ha conseguido en 2003 su récord de beneficios. La segunda plaza por resultados la obtiene el BBVA, que gana una plaza respecto a 2002 y que con 2.227 millones de euros vuelve a superar la barrera de los 2.000 millones.

En el caso de Telefónica, los 2.203 millones de beneficio neto atribuido la sitúan en el tercer lugar y suponen volver a la senda del beneficio, después de que en el ejercicio de 2002 cosechara las pérdidas más abultadas presentadas nunca por una empresa española, superiores a los 5.500 millones de euros. La cuarta posición en la tabla es para Repsol, que vuelve a superar los 2.000 millones de euros, aunque todavía lejos de los 2.429 millones obtenidos en el año 2000, cuando obtuvo su récord de resultados.

En conjunto, estas cuatro compañías ganaron 9.060 millones de euros el año pasado, cifra que aún queda algo lejos de los 9.423 millones que presentaron como resultado en el año 2000, pero que deja atrás el pésimo ejercicio de 2002, cuando sus ganancias apenas llegaron a 1.500 millones.

A falta de pocos días para que concluya la presentación de resultados de 2003 para las 35 empresas que componen el Ibex -aún quedan por entregar resultados media docena-, los beneficios conjuntos de estas compañías superan ya los 19.000 millones de euros, seis veces más que los obtenidos en 2002.