Jazztel

El saneamiento de activos provoca pérdidas récord

Ingresos 4,7%

Pérdidas 42,4%

Jazztel ha tardado algo más de un año en comparación con las grandes operadoras europeas, pero al final ha tenido que pasar por el túnel de lavado. Aprovechando la venta de su filial portuguesa, ha saneado el valor de esta participada en el balance, así como el de diversos activos de red y equipamientos.

Los saneamientos en total se han llevado 102,6 millones, que son lo que suman los gastos extraordinarios. Esta partida contrasta con lo que en 2002 fueron ingresos atípicos, así que el efecto en la última línea de la cuenta de resultados es demoledor. Las pérdidas netas se disparan un 42,4% y llegan a 201,1 millones, la cifra más alta en los años de vida de la operadora, incluso de aquellos que fueron intensivos en inversión y despliegue de red.

En la parte alta de la tabla, los esfuerzos de Jazztel por mejorar sus resultados operativos han dado algún fruto. Los ingresos crecen, aunque tímidamente, y el plan de contención de costes logra una rebaja del gasto del 9%. La combinación de ambas magnitudes se deja notar en el Ebitda negativo, que se reduce un 83% y se queda en 6,8 millones para el año.

Este Ebitda negativo es consecuencia de dos trimestres, el primero y el tercero, que Jazztel cerró en pérdidas. En el segundo, sin embargo, la operadora ya fue capaz de llegar a la rentabilidad operativa, algo que ha repetido entre octubre y diciembre.

Para este año, el objetivo es que el resultado bruto de explotación sea positivo el acumulado de los doce meses. Jazztel prevé un Ebitda entre cuatro y seis millones, gracias a un aumento de los ingresos superior al 10%.

Para remontar la parálisis del mercado, Jazztel empezará la venta cruzada de servicios de sus diferentes filiales, según aseguró ayer el consejero delegado, Roberto de Diego. También lanzarán al mercado nuevas versiones de ADSL. Este planteamiento comercial requerirá algo más de inversiones. Serán entre 12 y 15 millones, un poco más que en 2003, pero muy lejos de los 51,3 millones de 2002.

El crecimiento también vendrá vía adquisiciones, con la compra de firmas de nicho.