Informe

La Eurocámara rechaza la denuncia de Bruselas contra la suspensión del Pacto

El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado una enmienda que lo vinculaba con la Comisión Europea de cara al recurso contra la decisión del Ecofin de no sancionar a Alemania y Francia por su incumplimiento del déficit permitido. Estos dos países, por otra parte, se muestran muy unidos en su opinión sobre política monetaria en la eurozona: exigen un recorte de tipos para frenar el rally de la divisa, y evitar la recesión.

El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado hoy una enmienda que expresaba el apoyo de la institución europea a la Comisión Europea a la hora de denunciar ante el Tribunal de Justicia de la UE, la decisión de la reunión de Economía y Finanzas de la UE (Ecofín) del pasado 25 de noviembre en la que se suspendió del procedimiento de déficit excesivo contra Alemania y Francia que establecía el Pacto de Estabilidad.

La supresión de la citada enmienda al informe sobre el estado de las finanzas públicas fue aprobada por 210 votos a favor y 191 en contra, al igual que otros polémicos párrafos que la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara había dado luz verde por escaso margen. El texto final de la resolución, que no es vinculante, fue aprobado por 237 votos a favor, 97 en contra y 105 abstenciones.

La resolución reitera la necesidad de que los Estados miembros respeten su compromiso con el Pacto, lo que implica un déficit próximo al equilibrio o superávit presupuestario. En cuanto a la eventual reforma del mismo, el Parlamento Europeo pide "los ajustes necesarios para una aplicación más inteligente", teniendo en cuenta los objetivos de Lisboa sobre desarrollo económico. Asimismo, los eurodiputados afirman que los déficit son debidos, en parte, al ciclo económico y que son resultado de un "relajamiento de las políticas presupuestarias de algunos Estados", como en la actualidad Francia y Alemania.

Sin embargo, la petición de una regla de oro para algunas inversiones en el cómputo del déficit a efectos del Pacto de Estabilidad fue rechazada tras un empate de votos (202 a favor, 202 en contra), al igual que los llamamientos que se hacían a los gobiernos de Francia y Alemania para que evitaran sanciones (187 votos a favor de la supresión de la enmienda y 178 en contra).

Por otro lado, el Parlamento apuesta por la inversión para relanzar el crecimiento. Considera positivas las iniciativas de la Presidencia italiana, pero subraya que "para impulsar verdaderamente la productividad y el potencial económico de la Unión Europea es preciso incrementar las asignaciones presupuestarias a escala europea y nacional, a fin de apoyar más eficazmente la inversión a nivel europeo".

Alerta temprana

Otro informe aprobado hoy aboga por un sistema de alerta temprana por el que la Comisión pueda llamar la atención y exigir correcciones a los Estados miembros cuando no cumplen el objetivo de superávit en épocas de bonanza.

El texto aborda también la situación de las regiones que se benefician actualmente de los fondos estructurales y que podrían perderlos por un efecto estadístico tras la ampliación, como es el caso de España, al tiempo que insiste en que continúen beneficiándose "sobre la base de nuevos parámetros", tras el proceso de adhesión de diez nuevos miembros el 1 de mayo. Este punto fue aprobado por 263 votos a favor, 161 en contra y 9 abstenciones.