Unión Europea

La CE presenta unas cuentas muy justas para la ampliación

La Comisión Europea propuso ayer gastar 119.400 millones de euros en compromisos y 114.000 millones en pagos para desarrollar la política comunitaria en 2005, cuyo principal desafío es la integración de los diez nuevos Estados miembros.

El techo decidido dejará por tanto un escaso margen. 'El presupuesto de 2005 se acercará a los techos con el fin de que sean completadas todas las obligaciones, especialmente las que derivan de los tratados de adhesión', explicó la comisaria de Presupuesto, Michele Schreyer, en el Parlamento Europeo.

Políticamente, la Comisión quiere que en la próxima Unión de 25 la competitividad y la cohesión mejoren, la seguridad y la ciudadanía europea sean garantizadas para más ciudadanos, y se puedan asumir mayores responsabilidades exteriores. El marco está fijado por las perspectivas ajustadas en función de la ampliación y tras la decisión común del Consejo, del Parlamento y la Comisión, a la luz de que 2005 será el segundo ejercicio para 25 Estados miembros.