Campaña electoral

Sevilla sugiere a Zapatero un giro a la izquierda

El secretario de Política Económica del PSOE, Jordi Sevilla, emplazó ayer al líder de su partido, José Luis Rodríguez Zapatero, a profundizar de aquí a las elecciones del mes que viene en los mensajes de izquierda, con el objetivo de no sembrar la confusión entre el electorado socialista y, sobre todo, recuperar al millón de votantes que, pese a ser próximos al PSOE, no acudieron a las urnas en marzo de 2000.

Sevilla se preguntó durante una conferencia pronunciada anoche en el Club Siglo XXI si las ofertas electorales que hasta ahora ha realizado su partido responden a la pulsión de cambio que él percibe en la sociedad. '¿Representan el cambio que esperan esa mayoría de electores progresistas a los que debemos convencer?, se cuestionó.

En su opinión, 'la abstención entre el electorado del PSOE refleja un estado de confusión respecto al nivel de progresismo de nuestra oferta y dudas sobre la credibilidad de nuestro compromiso con el cambio real que esperan de un partido de izquierdas'. Movilizar a los electores progresistas para ganar las próximas elecciones requiere, a juicio de Sevilla, que durante las próximas semanas Zapatero profundice 'en el carácter de izquierdas para hacernos todavía más creíbles'. Los mensajes del PSOE deben quedar claros 'para evitar los problemas con sus electores y militantes que, por ejemplo, está atravesando el canciller Schröder y el SPD alemán', abundó el conferenciante.

En su opinión, 'difícilmente puede ser progresista proponer de forma simultánea rebajas fiscales para los más ricos y recortes sociales para el resto, como se ha planteado en Alemania'. El discurso de la izquierda 'buscando complicidades con los poderosos puede llevar a sus votantes a cierta confusión identitaria como ocurre en Alemania y Gran Bretaña', precisó.

Confusión identitaria

La crítica implícita que incorpora el discurso pronunciado anoche por el responsable de Economía de la Ejecutiva socialista se cerró con un consejo todavía más directo a Zapatero. 'No nos podemos permitir la confusión identitaria en las escasas tres semanas que nos restan hasta las elecciones, en las que tiene que quedar claro el carácter netamente de izquierdas, socialista, de nuestra oferta de gobierno. Que lo es, pero que no podemos cansarnos de decirlo y explicarlo', agregó.

Sevilla abordó también la oferta fiscal con la que el PSOE comparece a estas elecciones. Ni ésta ni la del PP, argumentó, contienen una política real de rebajas impositivas.