Ayudas

Los países de la actual UE recibirán el 42% de la ayuda para regiones pobres

Los actuales miembros de la UE recibirán a partir de 2007 el 42% de los fondos dedicados a las regiones con una renta per cápita inferior al 75% de la media comunitaria (Objetivo 1), según la propuesta de la Comisión de reparto de los fondos tras la ampliación.

Así lo explicaron ayer altos funcionarios del Ejecutivo comunitario en la presentación del Tercer informe sobre la cohesión económica y social en la Unión, que ayer se hizo público en Bruselas. Estos expertos indicaron que los diez nuevos miembros de la UE sólo podrán absorber el 58% de los fondos dirigidos a las regiones más atrasadas, ya que se ha fijado un límite del 4% del PIB nacional como el máximo que puede recibir cada país.

Los responsables de política regional de la Comisión reseñaron que a partir de 2007 habrá una disminución importante de las ayudas que recibe España, en parte debido al desarrollo económico de los últimos años y en parte por el 'efecto estadístico'.

Sin embargo, reiteraron que no está previsto establecer un modelo similar en el caso de pérdida de los fondos de cohesión (aquellos que benefician a las regiones con una renta per cápita inferior al 90% de la media de la UE), pues este criterio figura en los tratados.

Los funcionarios comunitarios rechazaron calcular los fondos que perderá España tras la ampliación, pues todavía no hay una decisión definitiva del Consejo sobre el montante global que será destinado a políticas de cohesión, ni sobre los criterios de elegibilidad y tampoco están disponibles todavía los datos de renta per cápita que serán utilizados.