Fusiones

Mapfre advierte que hay mucho recorrido aún para fusiones

La primera aseguradora del país, Mapfre, cree que aún hay mucho recorrido para más fusiones en el sector español y quiere jugar su papel en el proceso. Hará más compras si ve oportunidad y seguirá igualmente atenta a adquisiciones en Latinoamérica y Europa. El año pasado ganó 206 millones, un 45% más.

Aún no ha llegado el verdadero proceso de concentración en el mercado español de seguros. Así lo ven las compañías y lo refrendó ayer el líder del sector, el Sistema Mapfre, holding que engloba todas las actividades de la aseguradora. Su presidente, José Manuel Martínez, señaló ayer en la presentación de resultados que, por debajo de las diez primeras compañías, 'se da una gran dilución y habrá reajustes porque lo normal es que se consolide el proceso de fusiones'. Y avisó de que 'estaremos ahí si hay oportunidades'.

La compañía ya se adjudicó el año pasado la aseguradora pública Musini (especializada en seguros industriales) a través de la Corporación Mapfre Caja Madrid, el holding que comparte con la caja. Esta compra le ha permitido ganar un punto de cuota en seguros de no vida (en empresas, fundamentalmente), hasta el 17,3% y en pólizas de vida, 0,6 puntos, hasta el 9,7%. Son los datos con la integración de Musini en 2003.

La entidad sigue abierta, igualmente, a compras en Latinoamérica y en Europa, 'la asignatura pendiente', de la compañía, según José Manuel Martínez. El año pasado reforzó la filial Mapfre Asistencia con otras dos compras, Road America en EE UU, y Nuovi Servizi Auto, en Italia, y General Service Reinsurance, en Irlanda, por 12,5 millones, además de hacerse con el 100% de Canada Life Insurance, en Puerto Rico.

Vendió, además, el 67% de la gestora de pensiones Tepeyac y ya en 2004 se ha deshecho del 9,47% de Bodega Muga.

El reto es ganar un 34% más

El beneficio atribuido del Sistema Mapfre se situó el año pasado en 298,6 millones, un 45% más que en el ejercicio anterior. Los ingresos totales cayeron un 0,6%, hasta 9.250 millones por la revalorización del euro frente al dólar y la caída de otras divisas latinoamericanas, que hicieron retroceder los ingresos de Mapfre América un 6,7%, hasta 1.407 millones (aunque en moneda local crecieron). Pero más determinante fue la caída de ingresos en España (de un 2%, hasta 5.505,9 millones) por la menor demanda en seguros de vida tras el fin de la exteriorización de las pensiones contratadas por las empresas. Mapfre compensó el descenso de ingresos con una fuerte reducción de gastos y la mejora de la siniestralidad en algunos negocios.

En 2006 la compañía prevé ganar antes de impuestos un 34% más, hasta 815 millones, subir los ingresos totales un 37% (12.760 millones) y la facturación por primas, un 42% (10.793 millones).

Mapfre ha sido la primera aseguradora que ha aprobado el informe de gobierno corporativo.

Las plusvalías de la inversión en inmuebles

La aseguradora cuenta con plusvalías latentes (sin realizar) de 1.215 millones de euros en su cartera de inversiones. La mayor parte, 515 millones, proceden de lo invertido en inmuebles, que pesa un 10% en el total. Pese a que Mapfre confía el 80% de su inversión a la renta fija, en los dos últimos años ha optado por reforzar su cartera inmobiliaria como alternativa a una Bolsa poco rentable.

Este ejercicio se espera similar en beneficio, que apunta rondará los 290 millones, algo inferior a la de 2003. Aunque espera incrementar un 13% los ingresos, hasta 10.470 millones.

Otra de las tareas pendientes para este año es poner en marcha la filial recién creada, Mapfre Asistencia Oro, que se especializará en la prestación de servicios a la tercera edad. Aunque en seguros para dependientes (personas que no se valen por sí mismas) todo está por hacer, Mapfre quiere iniciarse, como otras compañías, en este negocio de alto potencial. Para lanzar el seguro de dependencia, el sector espera un marco normativo claro.