El PSOE promete que impulsará la economía al 4% si logra gobernar

El coordinador del programa económico del PSOE, Miguel Sebastián, aseguró hoy en Córdoba que si los socialistas están al frente del Gobierno después del 14 de marzo la economía española crecerá entre un 3 y un 4% al año, frente al 2,3% que lo hizo en el último ejercicio.

Sebastián, que ofreció hoy una charla sobre las propuestas económicas del PSOE, indicó en conferencia de prensa que "no podemos resignarnos a tener un crecimiento económico tan bajo, ya que con un aumento de la productividad de un 1% y una política de fomento de la innovación tecnológica, frente a la apuesta por el ladrillo del PP, nuestro PIB alcanzaría cotas más elevadas".

Resaltó que el programa económico socialista se basa "en un mantenimiento de los aspectos que hasta ahora han funcionado bien, en resolver los problemas que ha causado el PP en estos últimos ocho años y en impulsar una política social con propuestas ambiciosas".

En su opinión, el principal problema "al que nos ha abocado este gobierno" es la vivienda, "ya que el precio de los inmuebles no pueden subir más, pero tampoco bajar, porque esto sería muy negativo para las familias que están endeudadas, de manera que hay que apostar por potenciar el mercado del alquiler".

Sebastián dijo que "con sólo sacar al mercado un 5 % de los más de seis millones de viviendas que están vacías, a través de una agencia pública del alquiler", que actuaría de garante jurídico del propietario y de intermediario entre la oferta y la demanda, "facilitaríamos el acceso a un inmueble de los jóvenes y acabaríamos con el despilfarro causado por el PP".

Otras de las cuestiones a resolver, a su juicio, es la "excesiva" precariedad del mercado laboral, "que se traduce en un baja cualificación y en un empobrecimiento de nuestro capital humano", así como "el retraso tecnológico de nuestro país provocado por una política cortoplacista llevada a cabo por los populares".

El responsable del programa económico del PSOE explicó que su partido apuesta por el déficit cero "por ser un valor progresista", ya que "disminuye la carga en deuda pública para las generaciones futuras", pero la estabilidad presupuestaria "no debe ser entendida como un dogma que debe cumplirse todos los años, tal y como hace el PP, ya que eso origina inestabilidad".

Además, apuntó que la reforma fiscal que proponen se recoge un tipo exento "muy amplio y con una gran progresividad, de manera que los ciudadanos con una renta inferior a los 12.000 euros anuales, entre los que se encuentran más de dos millones de pensionistas, no tendrán que pagar el IRPF".

"Este dato demuestra que nuestras propuestas en materia de impuestos favorecen a las rentas más bajas, frente las reformas fiscales del PP, que se han evaporado con la elevada inflación que hemos sufrido en los últimos años", añadió Miguel Sebastián.