EE UU

La Casa Blanca niega ahora sus previsiones de empleo

La Casa Blanca se desdijo ayer de las predicciones formuladas por su equipo económico sobre la creación de 2,6 millones de empleos durante este año en Estados Unidos.

Preguntado por los periodistas si la Casa Blanca respaldaba esas predicciones, su portavoz, Scott McClellan, se limitó a afirmar que el presidente George W. Bush 'está interesado en que se creen de verdad puestos de trabajo, más que en modelos económicos'.

El desempleo, que representa el 5,6% de la población activa en EE UU, es uno de los puntos débiles en la campaña de Bush para la reelección en los comicios de noviembre, ya que desde su llegada al poder se han perdido 2,2 millones de puestos de trabajo.

El Consejo de Asesores Económicos del presidente vaticinó en su informe anual sobre la situación económica de EE UU, hecho público en enero, que en 2004 la mejoría en la situación financiera del país permitiría la creación de 2,6 millones de empleos.

En sus declaraciones, McClellan recurrió ayer a una cita del propio Bush, quien ha afirmado que 'no soy un estadístico, no soy un experto en pronósticos'.

'Lo que nos interesa es la realidad', afirmó el portavoz de Bush, quien agregó que 'los expertos en números harán su trabajo. El trabajo del presidente es garantizar que creamos un clima tan favorable como sea posible para la creación de empleo'.