Japón

La economía de Japón inicia una nueva fase de crecimiento

La economía japonesa aumentó un 1,7% en términos reales durante el último trimestre del año pasado, con relación al mismo periodo del 2002, lo que parece confirmar la recuperación económica del país asiático.

De acuerdo con el Gobierno japonés durante todo el año la economía se mantuvo en crecimiento para alcanzar un total de 2,7% al final del periodo. La expansión se debe, según el informe oficial, al crecimiento en las exportaciones y a un mayor volumen en la inversión corporativa de capital. Las exportaciones subieron un 4,2%, mientras que las importaciones solo crecieron 1,4% en términos reales. La inversión corporativa creció 5,1% y el gasto individual (que mueve el 60% del PIB japonés) tuvo un repunte de 0,8%, con respecto al 2002.

La expectativa del Banco de Japón es de que para el año fiscal 2004 se pueda terminar con la deflación (descenso en el nivel general de precios) y así aumentar la confianza de los consumidores. Esto porque analistas internacionales coinciden en que el crecimiento de la economía no se ha hecho sentir aún en los ciudadanos, porque el beneficio se ha sentido solo en las esferas empresariales.

Pero existe el temor de que el yen se aprecie con relación al dolar, lo que daría al traste con el beneficio que produce el aumento en las exportaciones. El Banco de Japón protege la moneda nacional al punto de inyectar liquidez en el mercado, como lo hizo en enero anterior con 7.154 billones de yenes (unos 52,5 billones de euros).

Las reservas monetarias de Japón también han crecido a cifras históricas y en enero se fijaron en más de 741 millones de dòlares (casi 570 millones de euros).