Escándalo

Un portavoz del partido de Chirac y un ex ministro, condenados por corrupción

El ex ministro francés de Asuntos Europeos y actual portavoz del partido conservador de Chirac, Renaud Donnedieu de Vabres, sigue siendo elegible, tras haber sido condenado a una multa de 15.000 euros, en un sumario por blanqueo de dinero. Por su parte, el ex titular de Defensa y antiguo líder del extinto Partido Republicano (PR) Francois Léotard fue condenado a 10 meses de prisión sin cumplimiento.

El tribunal correccional de París ha declarado hoy culpable a un portavoz de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), partido mayoritario en Francia presidido por Alain Juppé, de una operación de blanqueo de dinero en 1996, en la que se apropió de cientos de miles de euros. El dictamen, que impone a Renaud Donnedieu de Vabres una multa de 15.000 euros, otorga a la oposición más munición para atacar por supuesta corrupción al Gobierno, uno de los ejes del discurso del líder de extrema derecha Jean-Marie Le Pen de cara a las elecciones regionales.

æpermil;sta es la segunda vez este año que un miembro del principal partido conservador de Francia recibe una condena por corrupción. En enero, Alain Juppé fue declarado culpable de un gran escándalo de financiación ilegal. Casos como éste ponen en un aprieto al Gobierno del primer ministro Jean-Pierre Raffarin, y se producen a pocas semanas de las elecciones regionales de marzo, consideradas como un examen en el ecuador del segundo mandato de Chirac.

Por otra parte, el que fuera entre 1993 y 1995 ministro de Defensa en el último gobierno consevador y ex líder del antiguo Partido Republicano (PR), François Léotard, ha sido condenado a diez meses de prisión sin cumplimiento por blanqueo y financiación ilegal del partido. Donnedieu ostentó el cargo de ayudante de Léotard antes de convertirse en portavoz del partido. Ambos han sido acusados de desviar 762.000 euros en fondos estatales a una compañía italiana que actuaba como un banco. La compañía transfería después el dinero al ahora desaparecido Partido Republicano en forma de préstamo, que éste no declaraba.

Tanto Donnedieu como Léotard han confesado que la operación tuvo lugar, y el primero concretó que el dinero -según él procedente de fondos reservados a los que Léotard tuvo acceso durante su periodo como ministro- se entregó en un maletín.

Un sucesor para Juppé

La UMP debe encontrar un sucesor para Juppé como jefe del partido, y los medios de comunicación franceses publican hoy que Chirac quería actuar rápidamente para impedir que el popular ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, reúna el apoyo suficiente para tomar el poder del partido. æpermil;ste se ganó la enemistad del presidente al apoyar a un rival en las elecciones de 1995. El presidente espera que Raffarin suceda a Juppé en el cargo, asegura Libération.

Estaba previsto que Juppé, que ha apelado a una condena de 18 meses de prisión sin cumplimiento y una inhabilitación de diez años, abandonara su cargo en noviembre, pero ese diario sostiene que podría renunciar en junio, ya que Chirac quiere ser el cerebro de la sucesión.