Índice de actividad española

El aumento de los activos, causa principal de la subida del paro

En el cuarto trimestre de 2003 el número de ocupados ha crecido un 3%, por encima de nuestra previsión y del aumento registrado en los tres primeros trimestres del año, que fue, respectivamente, del 2,3%, el 2,6% y el 2,8%. Con este dato se cierra un año relativamente bueno de creación de empleo, que ha aumentado en 485.000 personas, representando un crecimiento medio anual del 2,7%, frente a un 2,0% en el ejercicio anterior.

Hay que subrayar el positivo comportamiento del empleo pese a la moderada recuperación del ritmo de crecimiento del PIB. Sin embargo, el número de parados sigue creciendo, pero cada vez a un menor ritmo. En el primer semestre el paro aumentó un 3,9% y en el segundo un modesto 0,4%.

La razón principal de esta evolución del paro, pese al buen comportamiento del empleo, ha sido el mantenimiento de un alto ritmo de crecimiento de los activos, que crecieron un 2,7% en tasa interanual en el primer trimestre y un 2,6% en el segundo.

Por tanto, el aumento de la actividad, que se produce pese a la desaceleración de la economía, está haciendo que coincidan en el tiempo un aumento del empleo y un crecimiento del paro. La fuerte inmigración de los últimos años debe estar contribuyendo, tanto al crecimiento de la población activa como de los ocupados, pues los inmigrantes están aceptando puestos de trabajo, y un salario real, para los que es difícil encontrar españoles.

La tasa de paro ha cerrado 2003 con una tasa media en del 11,3% (un 11,4% en 2002). Este año el crecimiento del empleo se situará en el 3,0% y el paro revertirá su tendencia, cayendo un 1,6%.