Política

El candidato contará con 'todas las generaciones'

Presto a evitar recelos entre los diferentes sectores del PP, Mariano Rajoy aseguró ayer que contará para su Gobierno 'con los mejores' y 'con todas las generaciones', al margen de su procedencia. El aviso se produce en un momento en el que buena parte de las miradas del poder económico se orientan a escudriñar el futuro que le aguarda al vicepresidente Rodrigo Rato, el único de los dirigentes del PP que el candidato citó ayer en su discurso y el que tuvo la intervención más aplaudida.

Este mensaje conciliador de Rajoy coincide con las reservas nacidas en el sector democristiano del PP y en su ala más liberal ante el protagonismo adquirido en el guión y la conducción de la campaña por parte del antiguo clan de Valladolid, instalado durante los últimos años en los despachos de La Moncloa o aledaños y cuyos máximos exponentes son Gabriel Elorriaga, coordinador de la campaña, Baudilio Tomé, hombre de confianza de Aznar y autor de los discursos centrales del candidato, y Carlos Aragonés, jefe de Gabinete del presidente del Gobierno y partidario de que Rajoy endurezca su discurso para asegurarse la mayoría absoluta.

Con ésta aún en el aire, Aznar recurrió ayer a un símil futbolístico para advertir a su partido que los equipos que llevan ventaja y salen a conservarla, acaban empatando, y los que salen a empatar, terminan perdiendo. La respuesta de Rajoy no se hizo esperar: 'Sé cómo tengo que comparecer ante los ciudadanos y cómo pedirles la confianza para dirigir el Gobierno', espetó a los asistentes a la convención.