Balance

France Télécom vuelve a beneficios dos años después

La contención de costes y la fuerte reducción de plantilla que ha llevado a cabo France Télécom durante el año han hecho volver a beneficios a la compañía gala tras dos años con balance negativo. En 2003 ganó 3.210 millones de euros y redujo significativamente su deuda. La operadora confirmó, además, sus buenas perspectivas para este año y el siguiente.

France Télécom comunicó hoy que cerró 2003 con beneficios después de dos ejercicios consecutivos en pérdidas, gracias a unas menores amortizaciones de activos y a la fuerte reestructuración de plantilla acometida, al tiempo que confirmó sus objetivos financieros para el 2004 y el 2005. Ganó el pasado año 3.206 millones de euros en 2003, frente a unas pérdidas de 20.736 millones en 2002, en una recuperación más rápida de lo previsto tras la crisis abierta con el pinchazo de la burbuja bursátil en 2000.

Aunque la facturación del operador francés bajó un 1,1%, hasta los 46.121 millones, en 2003, su resultado de explotación creció un 40,3%, hasta los 9.554 millones, con respecto al año anterior. Además, redujo considerablemente su deuda financiera en 2003, que quedó en 44.200 millones de euros. Supuso una disminución de 23.800 millones, gracias a la ampliación de capital de 15.000 millones en abril pasado -parte del plan de saneamiento lanzado en diciembre de 2002-, un flujo de caja disponible de casi 6.400 millones, la venta de participaciones y el impacto "favorable" de los tipos de cambio en la deuda en divisas.

Aumenta la rentabilidad de todas sus divisiones

El grupo señaló que se aceleró en 2003 la rentabilidad de todas sus actividades y que su resultado de explotación antes de amortizaciones se situó en 17.300 millones de euros, que supuso un aumento del 16%. Con todo, el Ebitda de su filial de móviles Orange progresó un 27,8% hasta los 6.578 millones; mientras que el de su filial Internet, Wanadoo, fue de 347 millones (frente a 90 millones en 2002). Creció un 5,4% el de la telefonía fija, la distribución y las redes, hasta los 7.590 millones, y un 29,3% el desu filial de servicios de Télécomunicaciones para empresas Equant, hasta los 259 millones.

Recupera "el vigor de su destino"

En 2003, France Télécom cumplió el conjunto de sus compromisos "y ha retomado con vigor el control de su destino", subrayó su presidente, Thierry Breton, en un comunicado. Afirmó que "hemos superado los objetivos que nos habíamos fijado", en particular en cuanto a la rentabilidad y la reducción de la deuda. Breton señaló que "con una estructura financiera reforzada y un buen resultado de explotación hemos conseguido obtener nuevos márgenes de maniobra" para sin demora "invertir, innovar e inventar el futuro al servicio de nuestros clientes".

Reconoció que la ampliación de capital y la reprogramación de la deuda han contribuido igualmente al reforzamiento de los "equilibrios financieros" de France Télécom. "Desde ahora concentramos nuestros esfuerzos en la innovación y el crecimiento de todas nuestras actividades" para responder a la demanda de los clientes, agregó. Sobre las perspectivas, el grupo se ha fijado como objetivos un crecimiento pro forma de la facturación de entre un 3 y un 5% en 2004 y 2005, y un resultado de explotación antes de amortizaciones superior a los 18.000 millones de euros este año. También aspira a un margen del resultado de explotación antes de amortizaciones de un 40% del volumen de negocios en 2005.

Los otros objetivos del grupo incluyen un coeficiente de inversiones de entre el 10 y el 12% de la facturación en 2004 y 2005, y una relación de entre 1,5 y el 2 en cuanto al endeudamiento financiero neto con respecto al resultado de explotación antes de amortizaciones en 2005.