Cámaras

Los empresarios españoles crean más empleo y mejoran sus cifras de negocio

Confianza por segundo trimestre consecutivo, traducida en mayor creación de empleo y aumento de la cifra de negocio. Optimismo moderado, porque las partidas destinadas a inversión siguen estancadas. Son las principales conclusiones que se desprenden de la segunda edición del Indicador de Confianza Empresarial elaborado por las Cámaras de Comercio a partir de la opinión de cerca de 4.000 empresarios, que fue difundido hoy.

La confianza de los empresarios españoles en la evolución de la economía avanza en los primeros meses del 2004, con mejoras de sus expectativas exportadoras, de creación de empleo y de aumento del negocio. Sin embargo, la mayoría de los encuestados mantienen estancadas las cantidades destinadas a inversión.

Los resultados del Indicador de Confianza Empresarial, elaborado por las Cámaras de Comercio a partir de la opinión de cerca de 4.000 empresarios, permiten ser optimistas y auguran que en el 2004 la economía española podría crecer el 2,9%. Para las Cámaras, la debilidad de la demanda, la aceleración de las partidas de inversión del sector industrial y la mejora de las economías con las que España tiene sus principales relaciones comerciales, "podrían estar indicando" un cambio en el patrón de crecimiento de la economía española. Además, las Cámaras prevén que el empleo se acelere paulatinamente y la tasa de paro se sitúe en el entorno del 11% a finales de este año.

En este nuevo patrón aumentan su protagonismo la industria y las exportaciones, en detrimento del consumo privado que estabilizaría sus tasas de crecimiento, todo ello acompañado de incrementos en las partidas de inversión, en bienes de equipo, principalmente. Así, por sectores, la confianza mejora significativamente entre los empresarios de la construcción y de los otros servicios -consultoría y telecomunicaciones, entre otros- y se mantiene estable en la industria. La hostelería y el turismo recuperan tasas positivas, tras caer en el trimestre precedente, mientras que la confianza entre los comerciantes se deteriora significativamente con el fin de la campaña navideña.

El indicador refleja que la confianza avanza en las empresas con menos de 49 trabajadores -algo más en las que tienen entre uno y nueve- y retrocede en las que tienen más empleados, especialmente en aquellas de 50 a 249, pero se mantiene en todos los grupos en niveles positivos.