Reformas

Alemania seguirá con las reformas sociales

El Gobierno alemán seguirá adelante con su plan de reformas sociales, pese a las insinuaciones de una posible 'tregua' para no sobrecargar al ciudadano lanzadas estos días desde el Partido Socialdemócrata (SPD) del canciller Gerhard Schröder.

'La posición del canciller es que en 2004 también habrá profundas reformas', declaró ayer el portavoz del Gobierno, Hans-Hermann Langguth, que rechazó así la posibilidad de una pausa en el programa de reformas del sistema social alemán emprendido en 2003.

Langguth salía así al paso de unas declaraciones del secretario general del SPD, Olaf Scholz, la semana anterior, insinuando una pausa tras las reformas sanitaria, laboral y del sistema de jubilaciones iniciado el año pasado.

El pronunciamiento de Scholz sucedió a la decisión de Schröder de detener uno de los puntos contemplados en la reforma, el referido al seguro de asistencia a impedidos físicos y psíquicos.

La oposición conservadora ha atribuido esta pausa al maratón electoral de 2004 -con 14 convocatorias a las urnas europeas, regionales y municipales-, que el SPD debe afrontar en plena caída de popularidad.