Brasil

Lula consigue en Ginebra el respaldo de los inversores internacionales

Siempre hemos creído en Brasil y ahora más que nunca. Vamos a seguir invirtiendo en telecomunicaciones', dijo el presidente de Telefónica, César Alierta, tras reunirse con el presidente brasileño. 'La política económica del Gobierno de Lula está siendo muy correcta y con una visión de consolidar claramente a medio y largo plazo el desarrollo de la economía brasileña, que es lo importante', agregó Alierta.

Lula, flanqueado por ocho ministros de su Gobierno, presidió ayer en Ginebra un encuentro con 200 empresarios auspiciado por la Unctad (agencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo) con el objetivo de promocionar las inversiones en su país. Al menos consiguió que los empresarios le reiteraran su apoyo y la confianza en que Brasil volverá este año a la senda del crecimiento, después de que en 2003 éste fuera casi nulo.

El consejero director general del Santander, Francisco Luzón, dijo que se trata de 'una región en crecimiento, que tendrá ciclos positivos y negativos'. No obstante, Luzón sostuvo que las condiciones están dadas para que el país crezca en los próximos años de manera estable entre un 4% y un 5%.

El grupo Santander planea consolidar su presencia en Brasil, particularmente en São Paulo, en 2004, mientras que los planes de crecimiento en este país se pondrán en marcha en 2005 y 2006.

Lula, por su parte, abogó por una 'nueva geografía económica y comercial' que desarrolle el enorme potencial de la región y de otras economías emergentes, como China e India. 'Brasil tiene un enorme potencial y es una gran oportunidad para los inversores: tenemos recursos, trabajadores cualificados, amplias infraestructuras, susceptibles de mejora, pero también instituciones sólidas y reguladas', presentó Lula.

El líder brasileño se ufanó de haber aprobado las reformas tributaria y de pensiones el año pasado en aras de volverse un país más competitivo. El Banco Central de Brasil advirtió, ayer, sin embargo, que la inflación sigue amenazando a la economía

El ministro brasileño de Finanzas, Antonio Palocci, anunció ayer que el consorcio chino Minmetal invertirá 2.000 millones de dólares en Brasil para producir minerales. La inversión extranjera en Brasil ha sufrido tres años de fuertes caídas. En 2003 recibió sólo 7.100 millones de dólares, frente a los 14.000 del año anterior.

Más control sobre la energía

La Cámara Baja del Congreso aprobó ayer una normativa que concede más poder al Gobierno sobre el mercado de la energía. El objetivo de esta medida es prevenir cortes de luz como consecuencia de una caída de la inversión en el sector. Además de aumentar el poder del ministro de Energía sobre la industria de la electricidad, la norma prohíbe la venta de los servicios públicos a inversores privados. La norma aún debe ser aprobada por el Senado.