Coyuntura

La confianza del consumidor en EEUU alcanza su nivel más alto desde julio del 2002

La confianza del consumidor de Estados Unidos ha alcanzado en enero su nivel más alto desde julio del 2002, a pesar de que los estadounidenses aún tienen problemas para encontrar trabajo, según un informe publicado hoy por The Conference Board. El índice de confianza del consumidor de este instituto repuntó a 96,8 en enero, desde un modificado 91,7 en diciembre.

La directora del estudio, Lynn Franco, ha declarado que "un creciente optimismo sobre la salud de la economía sigue reforzando las perspectivas de los consumidores a corto plazo". Sin embargo, ha añadido que "la opinión de los consumidores sobre las condiciones actuales, que depende mucho de las mejoras en el mercado de trabajo, sigue siendo débil e indecisa".

El índice de confianza de los consumidores es seguido con atención por los analistas, que lo consideran un indicio de los gastos de consumo, principal motor del crecimiento estadounidense.

En enero, el dato superó las previsiones de los expertos de Wall Street, que habían previsto que la confianza subiría a 96,3.