OPV

El interés por nuevas salidas a Bolsa llega con fuerza a China

Dicen los analistas que 2004 será el año de las OPV chinas, que cualquier banco de inversión que se precie deberá llevarse un pedazo de la tarta que supondrá la gestión de la venta de acciones de empresas públicas fuera del país que por valor de unos 15.000 millones de dólares realizará el Gobierno este año. El éxito de la mayor colocación llevada a cabo en el mundo el año pasado, la de la aseguradora China Life Insurance, ha animado a empresas del país asiático e inversores a seguir su senda.

Citigroup, Deutsche Bank, JP Morgan, Merrill Lynch y Morgan Stanley son algunos de los bancos de negocios que mantienen una fuerte lucha por participar en la venta de activos puesta en marcha por Pekín dentro del proceso de privatización masiva en el que está inmerso. Se calcula que el valor de las colocaciones ascenderá en la próxima década a 50.000 millones de dólares.

Entre los grupos que se prevé que lleguen al mercado este año en Hong Kong o Nueva York, están el Banco de la Construcción, que se calcula que logrará alrededor de 5.000 millones de dólares, la compañía de telecomunicaciones Netcom (2.000 millones), la aseguradora Ping An (1.500 millones), la eléctrica China Power (1.000 millones), el único banco teóricamente privado del país, China Minsheng Bank (1.000 millones), o el mayor fabricante de microprocesadores, Semiconductor Manufacturing International (1.000 millones). Otras empresas de menor tamaño están a la cola para aprovechar el fuerte interés existente por las firmas del gigante asiático.

Los bancos de inversión gestionaron el año pasado OPV de empresas chinas en el extranjero por un total de 6.000 millones de dólares, más del doble que en 2002, y menos de la mitad de lo previsto para este año. El principal beneficiado fue el grupo local China International Capital, seguido de Credit Suisse First Boston y Citigroup.

China International Capital fue uno de los organizadores de la salida a Bolsa de China Life Insurance en diciembre pasado, que ascendió a 3.000 millones de dólares, y en la que la demanda de acciones superó 25 veces la oferta. La aseguradora ha subido un 60% desde que comenzó a cotizar en Nueva York el 17 de diciembre a 18,6 dólares. Otra de las exitosas salidas correspondió a la agencia de viajes en Internet Ctrip, cuyos títulos han ascendido un 80% en mes y medio, bajo el impulso de unos inversores que se han abalanzado sobre las acciones de las compañías de uno de los países que más rápido crece del mundo (el PIB ascendió un 9,1% en 2003).

Sin embargo, hay expertos que consideran que la economía china se ralentizará este año, a la par que algunos analistas, como los de Merrill Lynch, han advertido que las acciones de algunas sociedades chinas cotizadas en Hong Kong están sobrevaloradas.