Acuerdo

Volkswagen Navarra se baja el salario para evitar despidos

La medida, según han informado fuentes del sindicato UGT, ha sido consensuada por la empresa, Volkswagen Navarra, y sus trabajadores, después del descenso de ventas que ha sufrido el mayor grupo germano de automoción, cifrado en un 4,4% menos en el continente, según datos de la patronal europea del automóvil ACEA. En Landaben trabajan unas 4.600 personas.

Este descenso de las ventas obligó a la matriz alemana a recortar la producción de todos los vehículos. En la planta navarra, la fabricación de vehículos cayó el 5,6% en 2003. Y para 2004, el grupo había presupuestado en un primer momento sacar a la calle 239.500 automóviles, aunque con posterioridad ha rebajado ese presupuesto a 233.000, el 4,5% menos que para 2003. Esta producción sólo se sitúa por delante de la registrada en 1994, de 145.784 coches, 1995 (239.428 coches) y 2001 (239.809). Además, queda muy lejos de los 311.136 coches de 1998.

La medida es poco común, casi inédita, en las fabricas españolas de automóviles, según reconoció el sindicato UGT. Sin embargo, este tipo de medidas son más corrientes en Alemania, y esto ha permitido su traslación a la filial española.

La última empresa en poner en práctica una medida similar fue la filial alemana de General Motors, Opel. La compañía y los sindicatos alemanes llegaron a principios de noviembre a un acuerdo laboral similar que evitó el despido de 1.200 empleados. La reducción pactada fue de 35 a 30 horas semanales. 3.600 empleados de la fábrica alemana de Rüsselsheim se vieron afectados, y sufrieron una merma de entre 80 y 85 euros mensuales. Opel espera ahorrarse 10 millones de euros con la medida.

Los beneficios operativos de Volkswagen cayeron más de un 50% en 2003, desde los 4.760 millones de euros del año anterior, lo que coincide con los pronósticos de la empresa, según aseguró ayer su director financiero, Hans-Dieter Potsch, en el pasado Salón del Automóvil celebrado en Detroit.

Durante el último trimestre de 2003, las ventas de Volkswagen sufrieron, sobre todo, por la fortaleza del euro y la difícil situación del mercado en Brasil, uno de sus principales mercados. Estas circunstancias se unieron a la debilidad de la demanda.

La UE decidirá esta semana sobre VW

La Comisión Europea decidirá el miércoles si denuncia al Estado alemán por su acción de oro (mecanismo que permite el control de un Gobierno sobre una empresa una vez privatizada) en Volkswagen, informa Bloomberg. El organismo comunitario debería haber tomado una decisión el pasado día 20, pero la acumulación de trabajo hizo imposible su debate y aprobación.

La UE ya siguió un proceso similar contra el Gobierno español, entre otros, por su acción de oro en antiguas empresas públicas como Repsol, Iberia o Telefónica. La Comisión falló en mayo que este control estaba fuera de la ley.

Volkswagen cuenta con una cláusula de los estatutos de la compañía por la que ningún accionista puede superar el 20% de los derechos de voto, independientemente de cuál sea su participación.