'Telecos'

KPN suprimirá 800 empleos de su división de telefonía fija

La compañía de telecomunicaciones holandesa KPN prevé suprimir a lo largo de este año 800 puestos de trabajo, de los cuales 300 serán despidos para mejorar la 'eficacia' de su división de telefonía fija, informó ayer la compañía en un comunicado.

Según KPN, la decisión de reducir estos empleos, para lo cual destinará una provisión de 20 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, es consecuencia directa de las medidas de eficiencia y las nuevas tecnologías introducidas por el grupo en la división de telefonía fija.

KPN considera que la mejora de la eficacia y eficiencia es esencial ahora que los ingresos de la división sufren la presión de la erosión de los precios, el incremento de la competitividad y la traslación de parte del mercado a la telefonía móvil.

La mayor parte de las supresiones, aproximadamente unos 500 empleos, se llevarán a cabo mediante ceses naturales. La integración de las actividades de marketing y ventas en las oficinas centrales supondrá el despido obligatorio de 300 personas.

La nueva supresión se suma a los más de 5.000 empleos que KPN anunció hace aproximadamente un año y medio.