Turismo

El 19% de los turistas se alojan en viviendas de la costa

El pasado año llegaron cerca de 52 millones de turistas a España. De ellos, 4,5 millones prefirieron adquirir una vivienda en la costa que reservar en un hotel para sus vacaciones, y cinco millones de extranjeros alquilaron un apartamento turístico para alojarse, según los últimos datos del Banco de España. Esto significa que el 19% de los turistas que se alojan en España utilizan la vivienda vacacional como alojamiento frente al hotel, apartotel o casa rural.

Un estudio de la asociación de empresas promotoras de turismo residencial, Live in Spain, establece que el 10% de los residentes en estas zonas turísticas del litoral procede del extranjero, especialmente de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Mientras que los británicos prefieren la Costa del Sol, Costa Blanca, Costa de la Luz y Costa Cálida, los alemanes eligen Baleares, Canarias y Alicante. Bélgica y Holanda están presentes de forma tímida, pero incrementan cada año su interés por adquirir una propiedad en el litoral.

El presidente de la asociación, Manuel Gandarias, explica que 'este tipo de turista, en contra de lo que pueda parecer, también aporta elevados ingresos, puesto 'que consume todo tipo de productos y contrata diferentes actividades como golf o deportes náuticos durante todo el año'. En este sentido, el mercado de la vivienda vacacional ingresa un media de 2.500 millones de euros al año desde 1997, mientras que el parque de viviendas en esta zona turística (toda la costa española) aumenta un 3% por encima de la media nacional.

El crecimiento previsto para este año será casi similar al de años pasados. Gandarias estima que la demanda británica 'se mantendrá pese a la fortaleza del euro frente a la libra y el mercado alemán despegará a la vista de las ventas de viajes ya contratados para este año'.

El banco germano Dresdner Bank prevé una recuperación del sector turístico alemán tras el descenso registrado en 2003 y cree que el gasto de los ciudadanos alemanes en el extranjero crecerá este año en torno 5%, hasta los 55.000 millones de euros, algo que se reflejará en la demanda de productos turísticos.

Por comunidades, el mayor aumento que se produce en este mercado de vivienda vacacional es en la Costa Brava, con un aumento del 34%, entre los años 2000 y 2002, seguida de la Costa Cálida (Murcia), con el 26%, y la Costa del Sol, con un 23%.

El resto de las costas españolas presentan descensos salvo en la Costa del Azahar (Castellón).

81.000 apartamentos

El promedio de viviendas construidas en los tres últimas años en los municipios con más de 10.000 habitantes de la zona de las costas es de 81.000, lo que supone el 16% de toda la construcción de casas realizada en el territorio español.

Andalucía y la Comunidad Valenciana son las comunidades que reúnen una mayor oferta de segundas residencias. Entre ambas copan el 50% del stock. Gandarias comenta que la vivienda vacacional media está muy lejos del pequeño apartamento del pasado. Ahora 'la mayoría cuenta con tres dormitorios, con 90 metros útiles'.

Concentración 50 empresas promotoras copan el mercado

El sector de la promoción está formado por 116 empresas, pero sólo 50 se llevan la mayor parte del negocio. De ellas, el 87,4% corresponde a la promoción de la vivienda vacacional.

El mercado británico ocupa el primer puesto en la compra de estas viviendas. El sector prevé que la demanda de británicos se mantenga igual que en 2003, pese al fortalecimiento del euro frente a la libra.

Los empresarios piden a la Administración que 'incluyan en la promoción de España en el extranjero la mención de su oferta de viviendas en España. Las empresas están aglutinadas en tres grandes asociaciones (Live in Spain, Promotur y Anutr).

El volumen de negocio de este mercado ronda los 2.500 millones de euros al año. Los responsables de Live in Spain prevén que este año sea similar al anterior.

El precio sube por encima de la media

La adquisición de una vivienda situada en las costas españolas resulta cada año más cara desde 2000. En términos reales, este incremento es superior al que se produce en la compra de la vivienda situada en el resto de las regiones no turísticas. Y es que el precio de la vivienda costera ha crecido de forma estrepitosa en tres años. En los municipios costeros, el valor ha variado entre un 8,8% y un 10,1%, mientras que en el resto de las provincias de España, el alza se ha fijado en un 4,9%, según Live in Spain.

El mayor aumento en los últimos diez años se produjo en los municipios costeros más grandes (un 157%), mientras que en los pequeños fue de un 146%. En el resto de España, el alza de las tarifas se situó en un 127%.

En regiones costeras de más de un millón de habitantes, el incremento interanual del valor de la vivienda se fija en un 12,1%, mientras que en las zonas de menos de 50.000 habitantes, este aumento se sitúa en un 9,7%.