Empleo

Dogi presenta un ERE que afecta a 59 trabajadores de Barcelona

La dirección de la empresa textil Dogi International Fabrics ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 59 de los 608 trabajadores empleados en su fábrica de El Masnou (Barcelona). Este expediente se enmarca, según un comunicado remitido por la empresa, dentro del plan de acción iniciado por la compañía en el año 2003 para mejorar la rentabilidad de las distintas sociedades del grupo.

A partir de ahora, la empresa iniciará la negociación de las condiciones del plan social del expediente, que contemplará medidas como prejubilaciones y otras compensaciones económicas.

La noticia no se había comunicado previamente a los trabajadores de Dogi, según el responsable de la sección textil de CCOO en Cataluña, Blas Matilla, que ha asegurado que la presentación del expediente les ha pillado por "sorpresa", aunque hace unos días la dirección de la fábrica comunicó al comité de empresa su decisión.

Según Matilla, la empresa "no tiene ningún interés en negociar", ya que las 59 personas afectadas por el expediente han recibido una carta en la que se les otorga "permiso retribuido" hasta que se resuelva el ERE, lo que, según ha asegurado, "es un disparate y una forma de no querer negociar".

La empresa ha explicado en el comunicado que el plan de acción se centra en la simplificación organizativa de austeridad general en los gastos y compra de servicios de la compañía, que significarán unos ahorros de 6 millones de euros al año e incluye el lanzamiento de nuevos productos y el proceso de reordenación de sus plantas para especializarlas por productos.

Dogi International Fabrics, fundada en 1954, es una compañía líder mundial en el sector de la fibra elástica aplicada a los tejidos, que dispone de 5 plantas industriales en todo el mundo y oficinas comerciales en 13 países que emplean a más de 1.700 empleados.