Foro de Davos

La prosperidad económica recupera el protagonismo en el Foro de Davos

Bajo el lema Asociándose para la seguridad y la prosperidad, el Foro Económico Mundial arrancará el 21 de enero con el objetivo de plantear soluciones que disminuyan la incertidumbre mundial e impulsen la recuperación económica. 'En el encuentro anual, los líderes de todos los aspectos de la vida discutirán un hecho: no tendremos un crecimiento económico sostenible al menos que haya seguridad, pero no tendremos seguridad en las partes inestables del mundo sin una perspectiva de prosperidad', dijo el presidente del foro, Klaus Schwab, en la presentación de la reunión anual.

Más de 30 jefes de Estado, 75 ministros, 28 líderes religiosos, 18 líderes sindicales y más de 50 representantes de organizaciones no gubernamentales acudirán a la cita. Además, habrá una amplia representación del mundo empresarial. Nombres como los de Michael Dell, presidente de Dell Computer; Douglas Daft, presidente de Coca-Cola; Bill Gates, fundador de Microsoft, o el financiero George Soros estarán en la lista de participantes. 'Con la participación de más de 800 presidentes y consejeros delegados de las principales compañías, el encuentro muestra su fuerte componente empresarial', dice Philippe Bourguignon, consejero delegado del foro.

Entre los políticos figuran el secretario de Comercio de EE UU, Donald Evans, y el fiscal general, John Ashcroft; el administrador de Irak, Paul Bremer; el rey Abdulá de Jordania; el secretario general de la ONU, Kofi Annan; el presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, y el comisario de Competencia de la UE, Mario Monti. Como representante del Gobierno español asistirá el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, y la ministra de Exteriores, Ana Palacio.

Participarán más de 800 presidentes y consejeros delegados de empresas

Para preparar la reunión el foro encargó una encuesta, realizada a 43.000 personas de todo el mundo, en la que se refleja la preocupación por la seguridad y su impacto económico. 'Si la gente siente que la seguridad internacional y su seguridad nacional es escasa, también se mostrarán pesimistas acerca de sus circunstancias económicas', dice el foro. En general, la encuesta refleja que la gente percibe que la posición económica de su país está peor ahora que hace 10 años.

Salvavidas para la OMC

Las relaciones trasatlánticas, con los enfrentamientos por la guerra de Irak y los conflictos comerciales de fondo, centrarán varios de los paneles durante el foro. Otro de los objetivos es analizar el fracaso de la ronda de la Organización Mundial del Comercio en Cancún e intentar relanzar las negociaciones en una minicumbre paralela.

El dispositivo de seguridad durante el foro será férreo. Como muestra, el Ejército suizo ha movilizado a 4.700 soldados. Davos estará cinco días en estado de emergencia.

Protestas antiglobalización en Bombay

El Foro Social Mundial, la cumbre antiglobalización que empezó el viernes en Bombay, volvió a gritar ayer no a la guerra. Las manifestaciones contra la ocupación de Irak centraron una jornada en la que el presidente de EE UU, George Bush, fue el principal objetivo de condena. Los organizadores aseguraron que han participado casi 100.000 personas, informa Efe. Con oscuros y siniestros carteles los enemigos de la guerra pedían la salida de las tropas de Estados Unidos y Afganistán y el fin de la ocupación de Palestina, mientras los dalit (intocables indios), reclamaban el respeto a sus derechos humanos, y todos coincidían en el propósito de 'construir otro mundo'.

En uno de los paneles, el ex fiscal general de EE UU Ramsey Clark recalcó que su país 'está utilizando su fuerza militar y sus empresas para explotar a los pobres'. El foro ya pidió boicotear a las empresas que participen en la reconstrucción de Irak. Las principales reivindicaciones: combatir el intervencionismo de EE UU y las desigualdades del libre comercio.