Balanza de pagos

Los flujos de inversión directa en España caen un 35% hasta octubre

La evolución de los flujos exteriores de inversión directa durante el año 2003 consolida el cambio de tendencia iniciado en el ejercicio precedente, con una caída generalizada en las entradas y salidas de capitales productivos y el retorno de España al grupo de países receptores netos de inversión.

Los datos de la balanza de pagos durante el periodo enero-octubre del año pasado, avanzados ayer por el Banco de España, elevan a 13.626,9 millones de euros el importe de las inversiones extranjeras directas en nuestro país, un 27,9% menos que en los diez primeros meses de 2002; mientras que las inversiones españolas directas en el exterior caen un 40%, hasta 9.862,3 millones.

El cómputo de ambas variables arroja un saldo neto de entrada de 3.764,6 millones, superior a las entradas netas de 2.443,7 millones contabilizadas un año antes.

Los datos del Banco de España sitúan el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente en los diez primeros meses de 2003 en 16.657,1 millones de euros, con un aumento interanual del 61,1%. Este deterioro se explica principalmente por el aumento del 14,1% en el déficit de la balanza comercial, hasta 30.793,8 millones y, en menor medida por el empeoramiento del saldo de las balanzas de transferencias corrientes y de rentas.

En servicios, el excedente acumulado hasta octubre se elevó a 23.462,1 millones de euros, un 3,6% superior al de idéntico periodo de 2002, como consecuencia del aumento del 4,3% en en el superávit del turismo que se elevó hasta 25.636 millones. La cuenta de capital acumuló entre enero y octubre un saldo positivo de 6.388,5 millones de euros, pero inferior a los 7.115,7 millones de los mismos meses de 2002. Una caída que el banco emisor atribuye al descenso de las transferencias de la UE.

La necesidad de financiación se ha triplicado

La economía española triplicó su necesidad de financiación durante los diez primeros meses de 2003, hasta 10.268,7 millones de euros, frente a los 3.222 millones que acumulaba este indicador, derivado del saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, en enero-octubre de 2002.

Por su parte, la cuenta financiera, excluido el Banco de España, registró entradas netas de 23,184,5 millones de euros, muy superiores a las entradas netas de 10.850,6 millones contabilizadas entre enero y octubre de 2002. En consecuencia, durante los diez primeros meses del año recientemente finalizado los activos netos del Banco de España frente al exterior aumentaron en 7.658,1 millones de euros. El banco emisor destaca esta subida afirmando que 'fue muy superior' al incremento de 66,6 millones registrado durante el mismo periodo del ejercicio precedente.

Las cifras

83% se redujo el saldo positivo de la balanza de transferencias, hasta 1.012,3 millones, por los menores envíos de la UE.

31.776 del déficit comercial hasta octubre permite financiar el superávit del turismo, inferior al 91,1% de un año antes.

63% millones de euros han crecido los ingresos por turismo, un 4% más.