Precios

Cerca de 7,5 millones de asalariados ganaron poder adquisitivo el pasado año

El dato de inflación de diciembre ha resultado ser mejor que el que empresarios y sindicatos barajaban a principios de año y mucho mejor que el de años anteriores.

Por ello y ante las peores perspectivas que se tenían a principio de la negociación colectiva de 2003, el incremento salarial medio pactado en convenio para el pasado ejercicio ha resultado ser del 3,5% para 7,8 millones de asalariados, lo que supone cuatro décimas por encima de la inflación de diciembre.

Aunque esto es una media, los datos sindicales reflejan que la gran mayoría (7,4 millones) habrán superado o al menos mantenido el poder adquisitivo en 2003.

Después de varios años con aumentos de precios muy superiores a la inflación prevista, los sindicatos habían conseguido que en 2003 el 78,5% de los trabajadores con convenio contaran con las denominadas cláusulas de revisión salarial. Dichas cláusulas compensan el salario del trabajador por las décimas de la inflación de diciembre que quedan por encima del salario pactado.

Sin embargo, esta vez, la mayoría de las cláusulas no se han activado, porque en la mayor parte de los casos se habían pactado incrementos salariales superiores al IPC de diciembre.

Los trabajadores que activarán automáticamente la cláusula serán los de convenios con cláusula e incremento salarial inferior al IPC (1.871.110).

Aunque dentro del grupo de 4,2 millones de trabajadores con subidas salariales iguales o superiores al IPC hay que contabilizar 630.000 trabajadores que habían pactado cláusula de revisión a partir del IPC previsto. En total, según CC OO, se activarán las cláusulas de 2,5 millones de trabajadores.

Las cláusulas se activan como media a partir del 2,4%, según UGT, con lo que los empresarios sólo tendrán que pagar por una desviación de dos décimas (hasta el 2,6%).

796 millones de coste

Si bien, los cálculos de la patronal son algo diferentes. CEOE asegura que se activarán las cláusulas de un 63% de los trabajadores con convenio, lo que eleva el coste empresarial a 796,8 millones de euros, el equivalente a 132,8 euros por trabajador. Esta cantidad queda lejos de los 2.770 millones que se gastaron las empresas en el desvío del IPC en 2002, cuando la inflación subió al 4%.

Por otra parte, la Seguridad Social abonará a partir del 20 de enero a más de ocho millones de pensionistas la 'paga única' que les compensa por la desviación de la inflación en 2003 y que supondrá un coste de 476 millones de euros.

Más información

Archivado En