_
_
_
_
Precios

Los carburantes frenan los precios hasta el 2,6%

El euro fuerte permite la mejora del IPC de España, aunque los precios suben bastante más que en la UE.

Al final se cumplieron los pronósticos más optimistas y la inflación de 2003 se desaceleró hasta el 2,6%, frente al 4% con el que cerró el ejercicio de 2002, lo que la convierte en la tasa más baja desde 1998, según los datos publicados por el INE.

A pesar de haber sido un año durante el cual el precio del petróleo se ha mantenido en la banda alta, ya que durante muchas semanas permaneció en el entorno de los 30 dólares por barril, la fuerte apreciación protagonizada por el euro ha contribuido, y de qué manera, a hacer más llevadero ese incremento de costes de la factura energética. A esta coyuntura hay que añadir el violento repunte que experimentaron los alimentos frescos entre julio y septiembre por la ola de calor.

Los combustibles serían hoy hasta un 6% más caros si el euro no se hubiera revalorizado

Que buena parte de esos productos que registraron alzas por encima del 20% se hayan moderado ahora parece indicar que los incrementos respondían, en buena parte de los casos, a razones coyunturales. Este menor ritmo de avance de los precios en tasa interanual refleja la reducción experimentada por todos los grupos especiales, salvo los bienes industriales no energéticos que mantuvieron la misma tasa que en noviembre.

Esa evolución también explica la desaceleración de la inflación subyacente, que se redujo hasta el 2,5%, la más baja en tres años, que además se mantiene por debajo del índice general.

En cuanto al comportamiento que tuvieron los precios en diciembre, cuando el índice general aumentó un 0,2% respecto al mes anterior, conviene destacar que los productos energéticos se abarataron en términos intermensuales un 0,3%, frente a un aumento del 0,9% en el mismo mes de 2002.

Este último descenso explica en buena medida que el ritmo de crecimiento anual pase del 1,1% de noviembre al -0,1% de diciembre.

Los precios de los carburantes, a su vez, registraron una caída mensual del 0,4% frente a un incremento del 1,3% protagonizado un año antes, con lo que su tasa interanual se reduce 1,6 puntos respecto a noviembre, situándose en el -0,6%. La apreciación del euro frente al dólar en un 20% durante el año pasado ha posibilitado que los precios de los combustibles se hayan moderado. El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, recordó ayer que si no se hubiera registrado dicha revalorización, las gasolinas habrían sido un 5% o 6% más caras.

Asimismo, los grupos con tasas de variación mensual negativas en diciembre fueron vestido y calzado, con el -0,5%, indicativo del preámbulo de la campaña de rebajas de invierno y comunicaciones, con una tasa del -0,1%, que refleja los recortes de precios en los equipos de telefonía móvil.

Las cifras

0,6% es el diferencial de precios de España con la zona euro, ya que el índice de precios de consumo armonizado de 2003 se situó en el 2,7% frente al 2,1% de la UEM.-5% es la reducción experimentada por los objetos recreativos, la rúbrica que más baja en tasa interanual, seguida de electrodomésticos y reparaciones, con el -1,6%.1,9% es el IPC anual con el que Canarias finalizó 2003, la región menos inflacionista, frente a Murcia, que con el 3,2% fue la que peor comportamiento registró.10 provincias: Almería, Barcelona, Ciudad Real, Girona, Granada, Guadalajara, Lleida, Murcia, Navarra y Vizcaya cerraron el año con un IPC superior a la media.3,6% es el incremento interanual que registraron los precios de consumo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el más elevado de todos los territorios.-0,2% es el recorte anual que han experimentado los precios de la rúbrica de comunicaciones. Es el tercer año consecutivo que este grupo finaliza en tasa negativa.

Huevos y patatas se han encarecido un 20%

El pasado año será recordado como uno de los ejercicios en los que productos de consumo masivo como verduras, frutas y hortalizas registraron encarecimientos de auténtico escándalo. Buena prueba de ello es cómo han cerrado el año productos tan básicos como los huevos, que en diciembre pasado eran un 20,8% más caros que un año antes o las patatas y sus preparados, que en 2003 se encarecieron un 19,5%. En la clasificación de las rúbricas que más se incrementaron le siguen las frutas frescas, con un alza del 12,2%, las legumbres y hortalizas frescas, con el 7,7%, aceites y grasas, con el 6,3% y frutas en conserva, el 6,2%

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_