Deuda

Chaves quiere zanjar por 2.500 millones la batalla financiera con Madrid

El presidente andaluz, Manuel Chaves, está dispuesto a sacar de la contienda electoral la polémica liquidación del anterior sistema de financiación autonómica y para ello le ha ofrecido al Gobierno del PP aceptar su estimación de deuda de 2.500 millones de euros a cambio de que el acuerdo se firme antes de las elecciones andaluzas y generales del 14 de marzo. Esta propuesta, que rebaja sustancialmente la pretensión inicial de la Junta de lograr un abono de hasta 4.600 millones de euros, supondría la inmediata retirada de los recursos interpuestos por el Gobierno andaluz, como ha exigido el PP.

La Junta replica así a los últimos posicionamientos del Gobierno central y del PP de Andalucía, que se han mostrado pesimistas sobre la posibilidad de un acuerdo y han llegado a vincular el pago de la deuda a la victoria electoral de los populares en Andalucía. Fuentes del Gobierno andaluz rechazaron ayer este 'chantaje político' y justificaron la oferta de Chaves como un intento por apartar la liquidación de la financiación de la campaña electoral. En este mismo sentido se pronunció también ayer la consejera andaluza de Economía y Hacienda, Magdalena Álvarez. 'No queremos que el sistema de financiación siga siendo un motivo de confrontación y tensión para Andalucía, por lo que estamos dispuestos a aceptar la financiación autonómica y el pago de la deuda de 2.500 millones siempre que se firme el acuerdo antes del 31 de enero para que no sea una pieza a utilizar en campaña electoral', indicó.

Horas antes, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el vicepresidente segundo del Gobierno, Javier Arenas, habían asumido la propuesta de la presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, para liquidar el anterior sistema de financiación siguiendo los mismos parámetros aplicados a Extremadura y Castilla-La Mancha, con el pago de 2.500 millones de euros a la Junta a cambio de retirar 22 recursos presentados por el Ejecutivo andaluz ante los tribunales. Arenas llegó a asegurar que el Ejecutivo central negociará con la Junta si la propuesta de la líder del PP-A es asumida por el Gobierno andaluz.

Sin embargo, Montoro se mostró 'enormemente pesimista' sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con la Junta en esta materia y expresó su confianza en que las próximas elecciones autonómicas traigan un 'cambio político' que permita que las relaciones económicas y financieras entre las administraciones central y autonómica vuelvan a la senda de la 'normalidad y se cierre un periodo de confrontación que nunca se debió abrir'.

Tanto Montoro como Arenas protagonizaron ayer actos de precampaña en Andalucía junto a la candidata Teófila Martínez.