Crisis de confianza en Europa

El auditor pone reparos a las cuentas de Adecco Iberia

Adecco Iberia, filial española del grupo suizo, se desvinculó ayer del posible escándalo financiero que amenaza su matriz y asegura no verse afectada por las supuestas irregularidades. Las cuentas individuales de la filial española ofrecen una 'imagen fiel del patrimonio', según el auditor, que, sin embargo, pone reparos a las cuentas consolidadas.

Una objeción destaca en el balance de Adecco en España. El hecho de 'no haberse incluido en el perímetro de consolidación la totalidad de las sociedades del grupo' es, a juicio de Deloitte & Touche, encargada de certificar las cuentas de la empresa española de trabajo temporal, una salvedad reseñable en las cuentas consolidadas de la compañía.

Adecco Iberia es la cabecera del Grupo Adecco en España, que incluye participaciones en multitud de sociedades españolas y latinoamericanas.

Fuentes de Adecco en España no quisieron ayer hacer comentarios sobre el alcance de esa salvedad en sus cuentas. No obstante, la empresa reconoce en la memoria que las cuentas consolidadas 'no incluyen la totalidad de las sociedades participadas, al no haber dispuesto de información financiera suficiente sobre las mismas a fecha de formulación de las cuentas'.

Entre las participaciones a largo plazo de Adecco Iberia, que tiene como único accionista la firma Staffinvest, se encuentra la sociedad Ecco, Servicios de Personal, ubicada en México, en la que participa en un 100%; Adecco Argentina, en la que tiene un 6,15%; Adecco El Salvador, con un 100%; Adecco Dominicana, con otro 100%, y Adecco Servicios de Personal, de Venezuela, en la que es titular de todo el capital social.

La compañía de trabajo temporal, asimismo, era accionista de referencia hasta 2002 de otras firmas latinoamericanas, como Adecco Colombia, Adecco Uruguay, Adecco Perú, Adecco Costa Rica, Adecco Guatemala y Adecco Bolivia.

Estas participaciones, sin embargo, fueron traspasadas a otra sociedad del grupo, denominada Adecco Latam Holding, domiciliada en Holanda. Como resultado de esa venta, se produjo una pérdida neta de 35.237 euros en ese ejercicio, según recoge la memoria del grupo.

La relación de Adecco Iberia con las firmas latinoamericanas no finaliza ahí. Las cuentas anuales recogen que 'adicionalmente, y dentro de la estrategia internacional del grupo Adecco, la sociedad actúa como intermediaria en las operaciones de financiación a las filiales latinoamericanas, para lo cual recibe préstamos de Adecco Coordination Center (sociedad perteneciente al grupo Adecco) que a su vez son entregados, en condiciones similares, a las sociedades que los necesitan'.

Bruselas insiste en reforzar las normas de auditoría

La Comisión Europea reiteró ayer la necesidad de endurecer las normas sobre las auditorías de las empresas, después de que Adecco anunciara un retraso en la publicación de sus resultados de 2003 tras apreciar 'debilidades' en sus auditorías internas.

Un portavoz comunitario recordó que Bruselas ya indicó en mayo de 2003 que era necesario incrementar las leyes de control de auditorías mediante una estrategia común de los Quince, después de escándalos como el de la energética estadounidense Enron.

El anuncio de Adecco sucede al caso Parmalat en Italia, lo que llevó al portavoz a explicar que el Ejecutivo comunitario 'siempre toma en consideración que las reglas son insuficientes'. Asimismo, señaló que la institución europea supervisará los siguientes pasos que dé el grupo suizo.

Adecco explicó que no aprobará sus cuentas antes del 4 de febrero, fecha inicialmente prevista y que ha nombrado un gabinete independiente para llevar a cabo una investigación.

Precisamente las firmas de auditoría se encuentran en el centro de la polémica, no sólo en el caso de Adecco, sino en otros anteriores, como el de Parmalat o el de Ahold. Los auditores de Deloitte & Touche y Grant Thornton que certificaron las cuentas del grupo de alimentación italiano son investigados por posible cooperación con el fraude. En el caso de Adecco, las cuentas globales fueron auditadas por Ernst & young, mientras en España el auditor fue Deloitte.

Datos en España

35.000 trabajadores empleados diariamente a través de las 300 oficinas de Adecco en España. En todo el mundo, la empresa emplea a 650.000 personas cada día.

1.400 personas forman la plantilla interna de la empresa de trabajo temporal en España.

583 millones de euros facturó la compañía en España en 2002. La facturación global ese ejercicio ascendió a 17.190 millones.

6 millones invirtió Adecco España en formación en el año 2002.