Informe UNCTAD

La inversión extranjera saldrá del estancamiento en 2004

La inversión extranjera directa experimentará globalmente en 2004 un incremento más acusado después de tres años de caída y de una ligera recuperación en 2003, según cálculos divulgados hoy por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). ¢UNCTAD predice que el flujo de inversión extranjera directa aumentará este año, impulsado por la mejora global de la economía, el incremento de beneficios de las empresas, la reanudación de las fusiones y adquisiciones y la recuperación de la confianza¢, agrega un comunicado de ese organismo especializado de la ONU.

En 2003 ese tipo de inversiones ascendió a 653.000 millones de dólares en todo el mundo, una cantidad ligeramente superior a los 651.000 millones del año anterior. El documento destaca que se trata de un nivel de inversión muy bajo en comparación con los 824.000 millones de dólares de inversión extranjera registrado en 2001 y los 1,4 billones de 2000. Las inversiones hacia los países desarrollados experimentaron un ligero incremento al pasar de 460.000 millones de dólares en 2002 a 467.000 millones el año pasado, pero todavía están muy por debajo de los 1,1 billones de 2000.

En Estados Unidos, donde las inversiones extranjeras se redujeron al pasar de 144.000 millones de dólares en 2001 a tan solo 30.000 millones en 2002, se recuperaron el año pasado hasta alcanzar los 86.600 millones, según cálculos de los expertos de la UNCTAD. En la Unión Europea, en cambio, descendieron de 389.400 millones de dólares en 2001 a 374.400 millones en 2002 y a 341.800 millones el año pasado.

Los expertos de la UNCTAD subrayan que la fortaleza del euro frente al dólar ¢a la vez que perjudica a las empresas exportadoras, fomenta la inversión en Estados Unidos por parte de las firmas de la Unión Europea¢. Entre los demás países desarrollados que registraron también el año pasado un descenso de la inversión extranjera directa destacan Japón, Canadá, Suiza y Australia, al contrario que Noruega, que atrajo 3.100 millones de dólares en 2003, frente a los 900 millones de 2002.

Respecto de los países en desarrollo, la UNCTAD destaca que Latinoamérica y el Caribe fue la región más perjudicada, con un descenso de la inversión extranjera por cuarto año consecutivo que pasó de 56.000 millones de dólares en 2002 a 42.000 millones en 2003. ¢La inquietud sobre la situación económica y política en algunos países de Latinoamérica, la ralentización de los programas de privatización y la debilidad económica fueron factores clave que estuvieron detrás de ese retroceso¢ inversor, precisa el comunicado.