Estudio

Deloitte destaca el fuerte potencial del negocio minorista en España

La actividad de banca minorista será una de las claves de la evolución del sector bancario en Europa en los próximos cuatro años. Según un estudio elaborado por la consultora, aquellos mercados donde este negocio presente mayores posibilidades de crecimiento se llevarán el gato al agua.

Las conclusiones del informe de Deloitte sitúan a España, el Reino Unido e Italia como los mercados con un mayor crecimiento en productos de ahorro de la Unión Europea. En el periodo comprendido entre 2002 y 2008, España será el país europeo que más crecimiento experimente en fondos de inversión, un 8,8%, seguido del Reino Unido (el 7%) y de Italia (6,1%).

En cuanto a los seguros y pensiones, estos expertos auguran en España un aumento del 6,5%, casi dos puntos por debajo de Italia, para el que esperan un incremento del 8,2%.

En lo que respecta al crecimiento del crédito, Italia y España son, de nuevo, los países que presentan el mayor potencial de crecimiento. Así, se espera que las tasas de crecimiento de las operaciones crediticias en Italia pase del 4,5% registrado entre 1995 y 2002 al 10,5% entre 2002 y 2008.

Por su lado, en España el crédito seguirá creciendo en los próximos años, aunque a un ritmo más moderado que el actual. Deloitte estima que las tasas de crecimiento de las operaciones crediticias descenderán del 10,5% (1995-2002) al 6,4% (2002-2008). Aun así, este menor crecimiento hace de España el mercado con mayor potencial después del italiano y por delante del alemán (5,8%) y el francés (5,4%).

Según explican los expertos de Deloitte, este crecimiento en el mercado español e italiano tendrá lugar como consecuencia 'de un aumento del número de mujeres que se incorporarán al mundo laboral, la estimulación del empleo, el aumento de los niveles actuales de consumo y del endeudamiento de las familias.

Una actividad fundamental para los dos grandes bancos

¦bull; BBVA y SCH tienen en el negocio minorista su principal pilar. Según destaca el estudio de Deloitte, la actividad minorista de las dos principales entidades bancarias españolas representó el 85% del total de su margen. En el Reino Unido, el negocio de la banca al por menor de los cinco bancos más importantes (excluyendo al HSBC) generó en el año 2002 el 63,3% de los beneficios antes de impuestos. En Francia, este porcentaje es aún más bajo, y los principales bancos de este mercado ven cómo la actividad del negocio minorista representa el 54% de los márgenes totales.