Hipotecas

El euribor sube ligeramente en diciembre y se coloca en el 2,42%

El Euríbor, el índice más utilizado para calcular el tipo de interés de las hipotecas en España, subió una centésima en diciembre y se colocó en el 2,42 por ciento, lo que supone que el mercado prevé un incremento de al menos un cuarto de punto en los tipos en Europa durante 2004.

Esta cifra, que aún es de carácter provisional y que debe ser confirmada por el Banco de España, es inferior en casi medio punto a la de hace doce meses, con lo que aquellos que deban revisar ahora el tipo de su hipoteca todavía se beneficiarán de ese descenso en los intereses de su préstamo.

Según datos del mercado recabados por EFE, el recorte del último año permitirá ahorrarse 28 euros en la cuota mensual a los titulares de una hipoteca media de 120.200 euros a veinte años de plazo, cifra que ascenderá a 31 euros si el vencimiento es a 25 años.

El leve incremento que registró el Euríbor en diciembre confirma la tendencia ascendente que mantiene este indicador desde junio, cuando el Banco Central Europeo bajó los tipos por última vez -hasta el 2 por ciento- y dejó entrever que no aplicaría ningún nuevo recorte y que sus próximos movimientos serían al alza.

El Euríbor, que fijó su mínimo anual en el 2,014 por ciento, ha subido desde entonces más de cuatro décimas, lo que significa que el mercado da por hecho que el Banco Central Europeo subirá el próximo año los tipos entre un cuarto y medio punto.

El propio vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, auguró en su última comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados que el precio oficial del dinero se incrementará en Europa el próximo año entre 0,25 y 0,5 puntos.

El organismo regulador europeo justificará su decisión, según los expertos, en la necesidad de mantener controlada la inflación cuando se consolide la recuperación de la economía europea, que ya empieza a vislumbrarse y que se espera se acelere progresivamente durante 2004.

No obstante, la fortaleza del euro, que ha marcado sucesivos máximos históricos en las últimas semanas hasta situarse en 1,25 dólares, ha moderado las expectativas de subidas de tipos en Europa 2004, pues la elevada cotización de la moneda única perjudica las exportaciones de los países miembros y puede menoscabar la reactivación.

Estos temores se han acrecentado progresivamente en diciembre y el Euríbor lo ha reflejado fielmente, pues desde el inicio del mes ha tendido a la baja y ha pasado de estar por encima del 2,5 por ciento a situarse en el entorno del 2,3 por ciento.

De hecho, el indicador marcó el 2 de diciembre su máximo mensual en el 2,538 por ciento y el mínimo lo fijó ayer en el 2,336 por ciento, es decir, dos décimas por debajo.

Estas cifras suponen que el mercado se decanta más por una subida de 0,25 puntos durante el próximo año que por un incremento de medio punto.