'Caso Parmalat'

El dueño de Parmalat confiesa que se llevó 500 millones

Calisto Tanzi, hasta ahora uno de los empresarios más conocidos de Italia, se ha convertido de golpe en el protagonista del fraude financiero más importante de Europa. El fundador de Parmalat, arrestado por presuntos delitos financieros, confesó ayer ante el juez haber falseado las cuentas de la empresa y haberse apropiado de manera fraudulenta y para su propio uso de fondos de la compañía.

Tanzi, que compareció por segundo día ante el juez, admitió que desvió fondos de su compañía, según señaló uno de sus abogados defensores. Calisto Tanzi hizo la confesión durante un interrogatorio en la prisión San Vittore de Milán, dijo el abogado Fabio Belloni a la agencia Reuters. El ex directivo de Parmalat admitió haber desviado alrededor de 500 millones de euros.

Una fuente judicial comentó tras el interrogatorio que el fundador de la multinacional también confesó haber falsificado las cuentas de la empresa.

Tanzi renunció como presidente y presidente ejecutivo de Parmalat hace dos semanas, dentro de uno de los mayores escándalos empresariales de Europa.

Previamente, el juez que ordenó la prolongación del arresto del fundador y principal accionista de Parmalat, Calisto Tanzi, había afirmado que éste fue el 'instigador y avalista' del fraude y que conocía perfectamente 'los mecanismos del mismo'. 'No hay otra forma de que esto hubiera podido llevarse a cabo, vista la enormidad del caos financiero que hubo que ocultar, y considerado que fueron tanto el propio Tanzi como los miembros de su familia los beneficiarios de estos desvíos', puntualizó.

La prensa italiana comentaba ayer que la justicia había cifrado en 800 millones de euros el supuesto desvío que Tanzi ha realizado para usos personales o para empresas no pertenecientes al grupo Parmalat.

El diario La República apuntaba a Ecuador como el país elegido por el ex directivo para ocultar la mayor parte de estos fondos. Este fue el último destino en el que recaló Tanzi antes de regresar a Italia y ser capturado por las autoridades el pasado 26 de diciembre. La última gira que el fundador de la multinacional realizó antes de este apresamiento le llevó por diferentes destinos, entre ellos España, Portugal, Brasil, Venezuela y Suiza.

Ayuda y apoyo institucionales

Por otra parte, el ministro italiano de asuntos europeos, Rocco Buttiglione, afirmó ayer que Italia podrá pedir ayuda a la UE por el caso Parmalat 'en los próximos días', una vez que la compañía ha solicitado la suspensión de pagos.

Buttiglione recordó en una entrevista telefónica con Bloomberg que Italia 'debe actuar bajo las condiciones del mercado y no podemos financiar actividades que puedan perturbarlo'.

El Gobierno italiano estudia la petición de ayudas a la UE de forma que se apliquen a toda la industria, no sólo a Parmalat. La mayor compañía alimentaria italiana solicitó la suspensión de pagos el pasado día 24.

Tilman Lueder, portavoz de la Comisión Europea, recordó que Italia debe notificar cualquier movimiento dirigido a ayudar a Parmalat. Buttiglione dice que el plan de reestructuración de la empresa sólo debe contemplar la venta de algunos activos, 'lo que no queremos es la venta de la compañía'.

En España también han surgido los primeros apoyos institucionales. El alcalde de Caldas de Reis (Pontevedra), Xosé María Tobío, ofreció ayer apoyo institucional del ayuntamiento a los directivos de la fábrica de Clesa que se encuentra ubicada en ese término municipal y que emplea a 115 personas. La crisis de la matriz ha provocado en sus filiales el temor de que puedan ser vendidas para obtener liquidez.

Clesa ha mantenido que el caso no le afecta porque no depende financiera y jurídicamente de Parmalat.

Las cifras

10.000 millones de euros es el monto al que ya se elevan las deudas del grupo alimentario italiano. Hace 12 meses el endeudamiento de Parmalat era de 8.200 millones, que se incrementaron hasta los 8.900 millones el pasado mes de septiembre.

15 años de cárcel. Ese es el tiempo que ya baraja la prensa italiana como posible pena para Calisto Tanzi por los delitos cometidos.

20 altos directivos están siendo investigados por la justicia. Entre ellos figuran cinco antiguos responsables de la multinacional, dos ejecutivos de Grant Thornton Italia, encargada de las auditorías y un consultor de EE UU.