_
_
_
_
La city
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Sin papeleras en el Banco de España

En algunos espacios públicos empieza a echarse en falta ciertos elementos del mobiliario cuya generalización se había considerado un logro del civismo: las papeleras. Hace algún tiempo que tienden a desaparecer, como ha ocurrido en la sede del Banco de España, en Madrid. Allí, los recipientes para arrojar los papeles de desecho han sido apartados de los lugares públicos. Y es que los responsables de las medidas de seguridad consideran que el cívico acto de arrojar algo al cesto de los papeles está al alcance de cualquiera y no ha de levantar sospechas, pero eso precisamente es lo que puede convertir algo tan simple en peligroso. Cualquiera puede depositar un paquete en una papelera, pero la cosa se complica si quien lo hace es un terrorista. La medida no es exclusiva del Banco de España, y todo indica que otros organismos se plantearán iniciativas en la misma dirección. De hecho, no es una idea original. En el aeropuerto londinense de Heathrow hace tiempo que es difícil encontrar donde tirar un papel. Alguno ha dicho que, si la medida se generaliza, habrá que llevarse los desechos a casa.

En Alemania del Este comienzan a preocuparse por la falta de mujeres en algunas zonas rurales. Actualmente hay poblaciones con 130 hombres por cada 100 mujeres, ya que las féminas con mayor niveles de formación hacen las maletas y parten hacia el oeste en busca de un futuro mejor. Ni tener un valle que se llame Liebenthal -el valle del amor- retiene a las damas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_