CincoSentidos

La vuelta al mundo con una bolsa de golf

La vuelta al mundo con una bolsa de palos de golf colgada a la espalda, eso es lo que les tocará hacer a los golfistas que en 2004 compitan en el circuito profesional europeo (PGA European Tour), que afronta una temporada de reestructuración.

El golf en el Viejo Continente entra en un periodo que, según quien lo analice, va desde la esperanza de crecimiento a la crisis.

El calendario de 2004 se estrenó el pasado 4 de diciembre en Hong Kong, donde se impuso el irlandés Padraig Harrington y con José María Olazábal en décimo lugar. El 15 de enero, el circuito llegará a Suráfrica, pasará a Tailandia, Australia, Malaisia, Dubai, Qatar y Singapur hasta que el 15 de marzo recale en la isla de Madeira (Portugal).

Europa ha tenido que internacionalizar su circuito y aceptar que el clima impide jugar al golf en pleno invierno. Los ejecutivos del PGA European Tour han llegado a acuerdos puntuales con los del circuito asiático para que les reserven un número de plazas en cada torneo, una medida que en Oriente empieza a verse con desagrado.

'Cuando aceptamos la participación de golfistas europeos, pensamos que con su presencia subiría el nivel. Ahora hemos comprobado que no ha sido así', declara un portavoz del Asian Tour.

El calendario, una vez que llegue a Europa, apenas permanecerá aquí cuatro semanas antes de regresar a Asia, esta vez a China.

Todo esto en el año del cambio, porque Ken Schofield, director ejecutivo del PGA European Tour en los últimos 30 años, dejará el cargo a George O'Grady con un gran número de temas por solucionar como la renovación con los principales patrocinadores.

El calendario europeo recalará en España el 22 de abril con el Canarias Open de España. La otra cita confirmada es el Turespaña Mallorca Classic del 14 de octubre en Pula Golf. Por último, y como torneo perteneciente a los World Golf Championships, se jugará en el Real Club de Golf de Sevilla la Copa del Mundo el 18 de noviembre. El golf europeo inicia el año de la Ryder Cup, que se jugará en EE UU del 17 al 19 de septiembre, sometiendo a sus jugadores a un auténtico maratón alrededor del mundo.